Retazos de influjos planetarios – V

….

-[ Extractos de la narrativa ‘Planetas’ – Retazo IV ]-

-[ Enlace a retazo I ]-  -[ Enlace a retazo II ]-  -[ Enlace a retazo III ]- -[ Enlace a retazo IV ]-

….

Eternidad transmutada a deidad

Tal cual se reflexionó en la pretérita entrega, la tarea de las mesnadas regentes, dominantes, celadoras… -preocupadas por preservar su pujanza y apropiarse de ‘lo suyo’ y lo del resto- …consistió en deificar la noción de Infinito, tornándola en divinidad.

No se sabe bien desde qué punto de la historia, los universos, los seres y los fenómenos se pasaron a entender como el fruto de un singular organismo creador, omnisciente, omnipotente y ajeno al observador íntimo, el que subyace en los tuétanos y entrañas de cada humano viviente, sentidor y galopante.

Se procuró la gestación de un vector de creatividad externo digno de ser venerado, respetado y hasta temido; un arquetipo de “altísimo” ante el cual la humanidad era insistentemente instada a posternarse para el resto de sus días y sus noches, de sus vidas y sus muertes, pues ante semejante vórtice de preponderancia energética los habitantes del mundo solo eran sus organismos filiales; sus vástagos, sus esclavos.

….

-Folio 16 del ‘Compendium rarissimum totius Artis Magicae sistematisatae per celeberrimos Artis hujus Magistros’. 1766-1775-

….

La génesis de egrégores

De tal forma y por causa de la energía mental de las gentes… -alimentadas por la noción de la ‘fe’ y el efecto placebo ulterior- …se generó un egrégor de dimensiones insólitas; se erigió una suerte de entidad de materia elemental de proporciones inmensas que acabara comportando divisa de autoridad.

Se edificó e instaló aquel engendro en los confines del plano mental; un endriago imaginado por la fuerza de sugestión ejercida sobre y contra la humanidad ignara, por obra de los infames inventores de panteones, teogonías y deidades; aquellos que, o bien a sabiendas o inconscientes del auténtico origen del mundo se auparon como presbíteros, sacerdotes o referíes de aquella entidad celestial, extranjera e intangible desde cualquier ojeada o escalafón de atención, observación y vigía.

Y se obró de tal manera a los solos fines de restar poder a cada uno de los seres desvalidos y olvidadizos de sí; y la gran masa de incautos cayó en la trágica argucia, olvidando que para reconocer la esencia de dicha divinidad… -presupuesta o verosímil- …la primera condición que debería de cumplirse era el hecho del haber y el exisitir del propio ser personal, individual y palpable, singular y subjetivo, privado e inalienable.

De no existir cada cual… ni siquiera había lugar a plantearse la verdad o la mentira de divinidad alguna. Por lo tanto, lo inicial y primordial que se instauraba en la vida como evento cierto y certero… -palmario y reconocible de manera irrefutable- …era el hecho de ser cada cual ‘uno mismo’; cualquier otra secuencia de argumentaciones ‘sumas‘, máximas o sumarísimas acaecía en la percepción del humano en instancias secundarias, adjuntas o accidentales.

A pesar de las muchas reseñas diversas y variopintas citadas en arcaicos libros ya bien “mágicos” o “sacros”… -desde siempre redactados por humanos- …en la biografía del mundo y de sus francos nativos… los cacareados “dioses”… -ya bien fueran en plural como en acepción singular-…

aparecieron más tarde.

….

Jakob Böhme - Seven governors

-Jakob Böhme – ‘Seven governors’.-

….

Interpretación del círculo de Solvay y Copenhagen.

Como demostrara más tarde la física experimental pura y dura… sin observador no había lugar a calibrar ningún evento observable; una conclusión que reaparecía tenaz en los cálculos teóricos y los experimentos prácticos de toda una suerte de físicos, cosmólogos y científicos que, durante más de un siglo deambularon ‘de cabeza’ entre un sinfín de guarismos y fórmulas matemáticas postuladas mayormente por la élite eminente del círculo de Copenhague.

El total de la materia y sus presupuestas masas estaba configurada por una inmensa cantidad de corpúsculos atómicos; y cuantas más descomposiciones subsiguientes se aplicaban se alcanzaba a discernir una escala de elementos de rango aún más diminuto. A más ínfimo el tamaño de esos cuerpos mayor su carga energética. Al resquebrajar el núcleo de un átomo se liberaban proporciones de fuerza energética del todo descomunales.

El universo operaba de tan insólito modo; y cada vez que una atención se esfuerza en enfocarse en lo oculto, lo escondido termina por descubrirse.

….

Solvay conference 1927 -  Copenhagen interpretation

-Solvay conference 1927 – Copenhagen interpretation-

….

Infinito devenido finito

No parece descabellado apuntar a que la idea hebrea del Infinito… -‘Ein sof‘- …solo cabría entenderla como otra versión de aquel ‘Nun‘ postulado por los sacerdotes egipcios de la tradición de Heliópolis; aun cuando no pocos son los que aún parecen confundirla con ‘singularidad finita’, ya bien asumida en términos de ‘divinidad’ creadora… o en los de aquel demiurgo tantas veces advertido por los gnósticos o pensadores afines al Neoplatonismo alejandrino.

La cabalista-ocultista Dion Fortune cayó en esa errónea tendencia, quizás debido a que, habiéndose criado en un entorno familiar rigurosamente cristiano, se viera impulsada a hacerse eco de una tradición teocrática en términos rígidos, estrictos o puritanos, incluso ya bien andados sus estudios de esoterismo y de magia.

Semejante propensión devendría de una querencia hipnótica tendenciosamente proclive a mezclar el acervo de los fenómenos últimos (incluso el de la ‘no existencia’) con fetiches de divinidad o deidades.

De lo que trataba en realidad el ‘Ein Sof’… -así como probablemente el ‘Nun’ en el Kemet de la escuela de Heliópolis– …no era en absoluto de un ente o un ser, dado que entendiéndosele como auto-contenido y antecedente a todo, no podría disponer de límite o frontera similar al contorno de existencia que delimita las formas y el fondo del resto de los seres vivos, orgánicos o manifiestos.

De hecho, el término ‘Ein Sof’ en hebreo escrito אין סוף significaba…

…’sin límites’.

….

Dion Fortune

What mathematics are to matter and force, occult science is to life and consciousness…” -Dion Fortune-.

….

Tree of life vintage hebrew book

-Tree of life vintage hebrew book-

….

Guirnaldas de emanaciones

De acuerdo a la tradición cabalista luriana, de aquel ‘Ein Sof’ emanaban las diez emanaciones ‘Sephiroth‘ en aras a conformar el arquetipo del ‘árbol de la vida‘; una suerte de ideograma gráfico que aspiraba representar el Pléroma en su evolución descendente al reino de lo manifiesto; aquel concepto de ‘pléroma’ igualmente fue mentado muchas veces en acervos de las gnosis neoplatónicas.

Aunque para simplificar tal noción, podría afirmarse que aquella abstracción implicaba justa y precisamente el ‘no ser’, en tanto en cuanto nada en su seno devenía aún manifestado.

‘Ein Sof’  comportaba, por tanto, la ausencia de todo suceso; cero total y absoluto; conjunto vacío; por lo tanto y al mismo tiempo, Infinito puro y duro.

Una vez sabiendo esto… ¿a qué obedecía la tendencia de culto, adoración y fervor a tamaña concepción tan simple y a la vez abstracta?

Todo era fruto de hipnosis.

….

-Egregors creating organisms-

….

Fenómenos catolizados en entes

Semejante definición conllevaba la imposibilidad de ser aprehendido por el intelecto humano, aun cuando se asumía que, en cualquier caso, tamaño estadio energético flameaba muy por encima de cualquier demiurgo, “creador” o ‘arquitecto de universo’ alguno… -este último sintagma se utillizaba a menudo en los centros de reunión de la francmasonería clásica-.

Siempre y en todo caso, confundir o substituir todo ‘patrón de fenómeno’ con una idea de ‘ente’ fue la principal errata insertada a bocajarro en las mentes de los hombres por las huestes del infausto sacerdocio de custodios; en demasiadas ocasiones un desliz confabulado ex profeso por antojo de los autoerigidos jerarcas de una humanidad embaucada, persuadida y confundida.

La amnesia junto a la hipnosis sostenían aquel mundo de habitantes prisioneros de un paradigma funesto y un modelo planetario basado en la solidez de los cuerpos y la fisicalidad infranqueable de la materia y la masa.

….

-Alchemic kabbalistic symbols-

….

El requisito para poder conocer lo finito

La naturaleza última del cosmos conformó siempre ese misterio insondable en torno al cual se erigieron un sinfín de asociaciones y estamentos de poder, fuerza y control encargados de definir unas y otras pautas de operar de aquel mágico e incomprensible designio de potencia, creatividad y consciencia. Se trazaron instrucciones y códices de conducta para entablar contacto con semejante fontana energética pasando por alto el detalle de que todo aquello que pudiese ser sabido, percibido o atestiguado precisaba la existencia de una singularidad ‘yo’.

Sin embargo toda singularidad naciente dispuesta de su consciencia solo comparte al unísono el único ‘yo’ que en realidad es y existe.

Era falso pues que cada ser existente en el mundo disponga de un módulo de ‘yosoidad’ propio. Desde el inicio del mundo…

solo hubo un único ‘yo’.

….

-Alchemy planets-

….

Lo desconocido

Nada podía ser jamás advertido sin la presencia de un ‘yo’ subjetivo. Por lo tanto era de perentoria asunción permitir la aniquilación de ese ‘yo’ antes de pretender toparse con lo infinito.

Lo desconocido sin embargo no podría en ningún momento ser constatado desde un paradigma de contraste subjetivo (desde una singularidad consciente de sí, desde un contenedor ‘yo-soy’). Solo en tanto se fuere capaz de disolver el ‘yo-soy’ propio se liberan los resortes que conducen a la experimentación ‘a tiempo real’ de ese Todo, a priori inalcanzable.

Se trata de un sacrificio que se presupone traumático y que, sin embargo, comporta la condición sine qua non para alcanzar el refugio de la más alta morada imaginable. Un hábitat no consistente imposibilitado de ser presenciado desde consciencia alguna, la cual, a pesar de no ser sólida, sí dispone de una cierta consistencia constatable.

….

-Cosmos demiurgico-

….

El archicelebérrimo “dios” devenido en agujero negro

Expresándolo en formato matemático, la sola presencia de algo flotando en esa Nada inicial trazaría un contorno al Vacío-Infinito, transformándolo en ipso facto en finito.

Es desde ese campo energético inmenso, ilimitado y hueco, desde donde surge inicialmente el primero de los flujos fenoménicos; y ese flujo no es otro que la consciencia de sí, el ‘yo soy’. Esa consciencia ‘yo soy’ se erige de allí en términos de beneficiaria-observante de aquel Infinito de origen, dado que dicho entorno prístino sin fronteras ni consistencia medible no era capaz de llegar a presenciarse o sentirse a sí mismo; el Infinito pues, es ‘nulo’, en términos de conocimiento, de lo propio y de lo ajeno; y en base a esa condición inherente, necesita ser limitado, dividido, sesgado y partido en una pluralidad de tentáculos de emanación limitados en tamaño, potencial y atributos de acción y capacitación sensible.

Cualquier vehículo mental que entendiera y aprehendiera la totalidad de semejante cuanto de energía imponderable entraría en un proceso de desintegración rauda, súbita y a la vez letal. Ni el organismo físico humano, ni los cuerpos emocional o mental serían capaces de resistir el impacto de entropía que genera la comprensión del Todo, en una sola percepción condensada al mismo tiempo.

….

-Planetas / en realidad egrégores… asumidos como ‘mundos’.-

….

Y el humano sin testera

En definitivas cuentas… -y tal como alegó Douglas Harding al referirse a su célebre ‘Hombre sin cabeza‘- …de todos los misterios habidos y por haber contemplados por cada uno de los ‘yoes’ que pululan este mundo, de todos los acertijos que restarán por resolver desde ayer, hoy día y hasta el final de los tiempos… el enigma más inquietante, insondable e imponderable que se encuentra todo ‘yo’ en esta o cualquier otra vida es precisamente esa cabeza oculta a los ojos que en ella misma se incrustan; el núcleo de su más intrínseca ‘yosoidad’; esa testa espectadora, indiscreta y sintiente, la que, desde el rol de observador, siempre se ubica en la única franja de avistamiento imposible… junto con el resto del rostro, la expresión que aquél comporta y por lo tanto, su psique.

Ocuparse de resolver tamaños considerandos resultaba ciertamente más urgente que preocuparse en dirimir sobre la existencia de “diosss” o de “diosesss” todavía aún más ignotos, además de casi del todo improbables.

Sin olvidarse de que… -como bien se adujo antes- …a efectos de considerar la evidencia de semejante entelequia “divina” forzosa, mucho antes debería de existir uno u otro ente pensante, perceptor subjetivo que lo atestiguara a las claras, con sus óculos abiertos o cualesquiera del resto de sus sentidos.

….

-‘Douglas Harding & the way of having no head. Easy non-duality’. (Un vídeo del canal ‘Way of fools channel‘, localizable aún en YouTube.)-

….

-[ Continuará ]-

….

-[ Fragmentos resúmenes del texto ‘Planetas’; narrativa simbolista iniciada el 4 de enero de 2018. Artículo publicado el 12 de marzo de 2022. ]-

….

Retazos de influjos planetarios – IV

….

-[ Extractos de la narrativa ‘Planetas’ – Retazo IV ]-

-[ Enlace a retazo I ]-  -[ Enlace a retazo II ]-  -[ Enlace a retazo III ]-

….

La exploración sin remilgos

La humanidad en general jamás se sintió preparada para asumir las certezas hondas que subyacen a todo fenómeno próximo, rutinario o frecuente; menos aún para aquellos sucesos que convergen más allá del alcance del entendimiento inmediato o la percepción aledaña.

Y no era tan solo el asunto de los planetas y formas celestiales sitos en el firmamento; antes incluso que aquéllo, el ser humano jamás llegó a comprenderse a sí mismo.

Parafraseando a la ejemplar aventurera Alexandra David Néel, a la hora de exponer razones de peso para aclarar la ontología de casi cualquier evento bien podría afirmarse aquello que le fue comunicado por uno de los muchos maestros tibetanos que conoció en sus trasiegos por valles del Himalaya… :

“…háblele usted a los hombres de verdades profundas y trascendentes y dispararán bostezos, cuando no le abandonarán raudos, huyendo ipso facto de su entorno y cercanía. Proceda en cambio a argumentar un sinfín de burdas fábulas, leyendas fatuas y grotescos pamemas melindres y se tornarán de súbito en todo ojos y escuchas asombradas, ensimismadas y atentas.”

-[ ‘Las enseñanzas secretas de los budistas tibetanos’ – Alexandra David-Néel ]-

….

Ama Dablam monks

Monjes a pie del Ama Dablam, inmunes a influencias planetarias.

….

Allende la noción del ‘yo’

Retomando de nuevo el sapiente relato de aquella exploradora animosa… en los predios de Occidente, el género humano aspiró desde siempre a que las doctrinas científicas, filosóficas o gnósticas les resultaran gratas, cautivantes y sobre todo, en concordia con sus cándidos idearios presentidos, de manera que colmaran sus aspiraciones hasta llegar a sentirse reafirmados en ellas.

De este modo, desde estas nubes huérfanas, anárquicas y autárquicas se podría añadir que, presumirse en un universo de inicios y fines caóticos… -sin ningún arbitraje deífico al volante responsable de organizar el tablero y premiar a los nobles o castigar a los sátrapas- …conformaba un panorama que asolaba por igual a pensadores e incultos, virtuosos e infaustos… más allá de lo sensatamente asumible.

¡Para qué hablar de la sola idea de plantearse una vida allende la ‘noción del yo’!; semejante argumento detonaba el más aterrador espanto en las neuronas, los sentidos y chakras de toda suerte de humanos amnésicos.

A pesar de transcurrir muchos de ellos… -durante todas sus vidas- …seducidos con la idea de “fundirse con la gloriosa deidad”… enloquecían de pronto ante el riesgo de renunciar al fantasioso contorno que conformaban sus avatares mentales, físicos o emocionales; unos fugaces vehículos ocupados de manera transitoria a efectos de compilar datos sensibles circunscritos a situaciones concretas, adventicias o casuales.

La contradicción era obvia: ¿Cómo era posible pretender hacerse ‘uno con el todo’ sin aceptar de antemano disolver la entidad propia en aquel maremágnum de posibilidad inagotable?

….

Fronteras del ser... desvaneciéndose en su esencia originaria.

Fronteras del ser… desvaneciéndose en su esencia originaria.

….

Vestuarios orgánicos sometidos a mutación incesante

Las nociones asumidas acerca del ‘yo‘ en Occidente resultaban bien distintas de las que se admitían en los acervos budistas, especialmente los impartidos por las escuelas más secretas del Tíbet (Vajrayana o tántrica y especialmente la ancestral hechicería Bön).

El Bön más primigenio de la cultura del Tíbet mantendría incontables conexiones con prácticas de chamanismo provenientes del Asia, tanto central como septentrional; sin ir más lejos, esta praxis de taumaturgia avanzada también concuerda con ellas en profesar veneración al cielo. 

Incluso al refutar la idea de un alma inmaterial, inmortal y perenne… -entendida como una especie de ‘yo’ primigenio, susceptible o no de ser readaptado o recuperado en otros ciclos de vivencias futuras- …la mayoría de los pueblos occidentales persistieron en idealizar sus ‘yoes’ como una entidad ciertamente compacta, circunscrita a sus organismos físicos y duradera por lo menos desde el mismo momento de emerger en el mundo hasta abandonar el cuerpo; de aquella forma, casi cualquier humano gustaba de figurarse como una suerte de unidad sentidora homogénea, sometida a mutaciones para bien o para mal, pero siempre entendida como un solo estamento de mente, de percepción y emoción, de raciocinio, memoria y consciencia.

A veces incluso también en Oriente, el estereotipo de humano genérico no era capaz de apreciar hasta qué punto tales metamorfosis, ya bien exiguas o drásticas, acaecían a cada segundo de vida; tampoco llegaba a constatar la multitud de procesos en curso que delimitaban cada distinto perfil de sujeto, carácter o personaje que se iba conformando en su cuerpo durante el continuo discurrir mutante de cada supuesta entidad u organismo.

….

Tibetan conquest of 'jiva'

Tibetan conquest of an undetermined ‘jiva

….

Cual la esencia del torrente de un río

En las primeras escuelas therevada de budismo se rebatió la existencia de un alma perenne capaz de transmigar entre diferentes estadios de vida y renacimientos en cadena; de hecho, tan ingenua hipótesis era considerada como el error más craso en tales ámbitos.

A pesar de ello, gran parte de los practicantes de budismo en la actualidad han retomado esa vieja idea hindú referida al ‘jiva‘ (el ‘yo‘); de tal modo se contempla el ideario de una u otra forma de contenedor anímico perenne que intercambia su cuerpo sucesivamente adoptando nuevas formas de organismos, cual si se tratara de vestimentas de usar y tirar.

Muy al contrario, en los círculos de las enseñanzas secretas tibetanas se negaba en rotundo la existencia de ese ‘yo anímico’, aislado o hasta perenne, entendiéndolo más bien como una interminable secuencia de cambios sucediéndose en fracciones de tiempo diminutas; mutaciones en secuencia constante, fruto de un sinfín de parámetros circunstanciales físicos, mentales o emocionales que, al interactuar entre sí, causaban reacciones reflejas sobre el resto de los ‘yoes’ de los demás individuos.

La noción del ‘yo’ entendida desde el canon tibetano vendría a implicar una transmutación inatrapable persistente, similar a la acaecida en el transcurso de los flujos y torrentes que discurren por los cauces de los ríos, los arroyos, los océanos.

Porque era obvio que aquel río nunca fue el mismo.

….

Tibetan monk trance at Ganden monastery... (improving his secret teachings).

Tibetan monk trance at Ganden monastery… (improving his secret teachings).

….

Nahuales y tulkus

Sin salirse del acervo cultural imperante en el Tíbet, la tendencia anterior solo cabe aplicarle excepciones en los casos de las reencarnaciones en cadena de los llamados ‘tulkus‘; es decir: Aquellos individuos que, debido a una meritoria acumulación de dharma en un concreto periplo de vida, son llamados a ocupar substancias físicas cada vez más refinadas… -en encarnaciones futuras- …preservando una noción del ‘yo’ similar al anterior; como ejemplo a dicha tesis cabe hacerse eco del típico transmigrar de los famosos ‘dalai lamas‘.

Siempre y en todo caso, tal privilegio de continuidad sería posibilitado a fin de persistir en su misión de propeler con más profundidad y excelencia justa y precisamente eso: La noción más depurada del dharma, entendido en su más acrisolada quintaesencia.

De esta manera parece promoverse la idea de que, no todas las consciencias sesgadas que, en el pasado o actualmente, vinieron a ocupar sus respectivos atrezos de fisicalidad orgánica devienen ulteriormente encarnados en otros moldes biológicos en idéntica noción de ‘yo familiar, redundante’, y que, por lo tanto, semejante facultad de durabilidad habría que ganársela a pulso. Una suposición ciertamente cercana a la expuesta en los anales toltecas expresados en ‘la regla del nahual‘.

….

El trance del 'modo verbal'

Suceso avistado desde múltiples focos de observación y en trance del ‘tiempo verbal’… sin epicentro o sujeto aislado del resto de componentes actores, entorno de experimentación en el cual… la Vida se acecha y se observa a Sí misma.

….

La libertad que horroriza

Sin ser capaces los seres de asumir el inenarrable cuanto de autonomía que otorgaba desembarazarse de aquel límite interino, provisional, pasajero… –la prisión del ‘yo propio’– …la humanidad de Occidente, a grandes rasgos, huía de toda argumentación contundente proclive a reconducir su atención hacia la idea de que, en realidad, aquel borde entre sus singularidades y el Todo… no era más que una jaula mordaz y punzante, allende la cual se expandía la presencia originaria del Universo y el mundo, una vez ya liberada de cualquier frontera de confín personal, sometida al continuo contraste del dualismo.

La ausencia de aquellos contornos implicaba un formato de vivencia expandida y espléndida, con potestad indudable para presenciarse a sí misma sin cortapisas de enfoques particulares menguados; ergo, sin necesidad de juzgar ni tasarse, pues ya no se trataría de un cuanto de observación circunscrito a ningún ‘uno’ definido y limitado a la perspectiva parcial enfocada a terceros organismos o sucesos.

En semejante entramado de vida desvinculada de egos y ‘yoes’ (jiva, atman) ya no acontecería nadie específico presenciando los fenómenos sino que cualquier acontecimiento en curso devendría perceptible en trance de ‘tiempo verbal’, sin objeto ni sujeto distanciados entre sí.

Expresándolo en otros términos sería como afirmar que, la Existencia en su total apogeo, se bastaba y se sobraba para presenciarse íntegra y completamente, sin auxilio de actores protagonistas separados en miríadas de cuerpos o filamentos de emanaciones orgánicas-lumínicas distintas.

….

Nomads near Namtso - 'Life itself happens'

Nomads near Namtso – Where… ‘Life itself happens.’

….

Rituales de iniciación taxativa

A algunos afortunados iniciados en unas u otras escuelas de misterios ocultistas se les demostró el poderoso “anatema” de que, después de todo… era totalmente posible discurrir por la consciencia del fenómeno de Ser… sin la muleta ni el prisma de ‘observación subjetiva’.

Semejante hallazgo implicaba un enfoque de experimentación totalmente diferente a como habitualmente se discurría en la Tierra, desde el haz de percepción y análisis emitido por trillones de organismos biofísicos aislados; esos muñecos viscosos que, todo lo más, se alquilaron temporalmente en calidad de faetones circunstanciales y efímeros a fin de lograr disgregar la consciencia singularizada en Mónada en múltiples filamentos de intelecto sensorial, con raciocinio y memoria.

Tales disfraces engendrados a su justa y precisa escala se dispersaron de la emanación primordial al solo fin de atisbar el detalle de realidades infinitésimas, dispuestas a ser vividas desde cerca y en trance de ‘primera persona’.

Desde la mirada de cualquier hombre que accediera a altos estadios de consciencia acrecentada… el total de la humanidad se apreciaba como un compendio de títeres y marionetas controlados desde estamentos de decisión tan alternos como “aéreos” y en todo caso, bien alejados de su entorno de movilidad individual volitiva.

….

Fuego azulado, el auspicio de la extinción del contorno.

Fuego azulado hiperbóreo, auspicio de la extinción del contorno.

….

La aclimatación a los límites

La cuarta decisión del mero acto de Ser primigenio ya plenamente consciente, todavía confabulando la expansión de sí mismo desde su estadio de Mónada, fue la de fijar tales parámetros márgenes… -delimitar sus contornos- …a fin de hacer perdurar tal suerte de recipientes por el tiempo acotado necesario y pertinente para explorar… -desde el máximo de apéndices sensores- …sus más diminutos matices.

Pero ocurrió que cada porción de consciencia debidamente truncada convino en aclimatarse de lleno a semejante minimización a escala, de modo tal que… desde cada uno de esos organismos tullidos… el Infinito se presumió una amenaza.

Y para amansar la inquietud que propiciaba la asunción de aquel cuanto insondable de potencia… -y no sentirse abrumado en el actual enjambre ilusorio, finito y perecedero- …la mayoría de individuos segmentados prefirieron aferrarse al rudimento alternativo ideado por los zafios sacerdotes del engaño, imprimiendo vigencia a aquel significante yermo y funesto divulgado por tamaño contubernio de farsantes.

Aquel gremio de hechiceros primerizos fueron los autores nocivos del mantra de magia negra más anestésico y letal… por excelencia:

“Dios”.

….

Octupussy monad - Tentáculos de un mismo endriago... creyéndose autárquicos.

Octupussy monad – Tentáculos de un mismo endriago… demasiado tiempo creyéndose individuales y autárquicos.

….

Traicioneros malabarismos semánticos

Y así fue que, en lugar del vasto e implacable Infinito, aquel monosílabo parche, tan pueril y trasnochado, simbolizó el egrégor de una supuesta paternidad celosa, vigilante, justiciera y poderosa, al gusto y talento de sus pueblos “elegidos” y de sus profetas, salvadores y mesías.

Y así fue que, aún por esas, semejante identidad semántica fuera asociada a la “oportuna” entidad mitológica tildada de afable, amorosa y piadosa por el resto de un rebaño confiado, aniñado y masoquista, casi siempre en exceso perjudicado.

Y así fue que aquellas tribus plebeyas, no incluidas en el sesgo primordial más agraciado… -y a pesar de haber sido flagrantemente ultrajadas en tan despreciable diezma- …insistieron en alcanzar los designios de potencia de su endriago arquitecto depravado, auspiciando una fusión de concordia en sus brazos, más allá de los planetas, luminarias y galaxias.

Y así fue que por hechizo consumado por la curia sumeria, kemética, zoroástrica y más tarde también abrahámica… el Infinito sin nombre, sin fronteras ni consciencia de sí mismo

…deviniera degradado al grotesco escalafón de ‘deidad’.

….

-[ Retazos de influjos planetarios – ‘Intermezzo’ ]-

….

-[ Retazo parcialmente inspirado en textos de Alexandra David-Néel, fuente de sugestión y poder en el curso de una investigación extraplanetaria libre, independiente y ante todo soberana… -(allende la Línea de Kármán)-. ]-

….

-[ Monográfico sobre el perfil y la biografía de ‘Madame Tibet‘; en esta ocasión enmarcada en su versión italiana como brindis empático hacia el país del arte, morada de Simona. -Versión en castellano aquí.- ]

….

“Obedecer es morir. Cada instante en que el hombre se somete a una voluntad extraña es un instante substraído a su propia vida.”

“La única ley de los seres (naturales), demostrada y confirmada por el estudio y la experiencia, es el deseo vital, la búsqueda de la satisfacción de todas sus facultades, como medio para vivir plenamente, y la lucha contra cualquier forma de sufrimiento. El hombre no tiene razón alguna para creerse excluido de esta ley universal.”

“Que cada cual siga enteramente, siempre y en cualquier parte, el impulso de su naturaleza, ya sea ésta limitada o genial. Sólo entonces el hombre sabrá lo que es vivir, en lugar de despreciar la vida sin haberla vivido jamás.”

-Alexandra David-Néel-

….

Alexandra David-Néel - Obedecer es morir

Alexandra David-Néel – ‘Obedecer es morir…’ (A lo que añadimos: … y arrodillarse, sucumbir ante otro yo… disfrazado de “dios”).

….

-[ Fragmentos resúmenes del texto ‘Planetas’; narrativa simbolista iniciada el 4 de enero de 2018 ]-

….

-[ Photoshop edits by Digital Imagine TV ]-

….

Retazos de influjos planetarios – III

….

-[ Extractos de la narrativa ‘Planetas’ – Retazo III ]-

-[ Enlace a retazo I ]-  -[ Enlace a retazo II ]-

….

Sapiencia del mar Egeo

En la pesquisa de cualquier enigma celeste, planetario o terráqueo solo los más resueltos lograron emanciparse de lo anteriormente supuesto para alcanzar paradigmas cada vez más justos y refinados de descripción de sucesos y realidades; como ejemplo de esa encomiable tendencia, los Siete Sabios de Grecia descollaron en enclaves casi siempre marineros asomados a las aguas del Egeo, desde cuyas polis y recintos ciudadanos de cultura y de progreso fue donde realmente se fraguó la génesis de la cultura de la Hélade; todo aquéllo una vez desarrollado el comercio basado en la numismática y el consiguiente intercambio de culturas entre las tribus de Persia, Egipto, así como Babilonia y otras áreas de un Oriente aún más lejano.

Antes que aquellos maestros, los poetas fueron los indagadores del saber y de lo cierto, inspirados por las musas encabezadas por la noción de ‘memoria’ que representaba Mnemósine, otra cónyuge de Zeus; todas ellas camaradas secuaces de Apolo. En torno a la centuria VIII antes de la Era Común, Homero y Hesíodo fueron los encargados de tejer un hilo de referencia en la tradición coetánea refiriendo en sus relatos la incesante teogonía de los panteones griegos y el glosario mitológico de sus héroes y leyendas.

….

Isla Samiopoula desde Samos - Mar Egeo

Isla Samiopoula desde Samos – Mar Egeo

….

Conocer es recordar

Hasta no llegado el siglo VI antes de nuestra era no se inició la permuta del paradigma del mito y se impuso la razón, el intelecto y la praxis como medio para instrumentalizar la búsqueda de la verdad más auténtica. Tal y como afirmó Heidegger bastantes siglos después, las mentes más destacables de los ciudadanos griegos entendieron ‘la verdad’ como un arte de hallazgo y descubrimiento; Platón habló de ello en su teoría de la reminiscencia, refiriendo que adquirir conocimiento consistía en recordar lo que el alma ya sabía, una vez ésta se alzaba hacia el reino penetrable y comprensible de las ideas e imágenes, alejada ya del mundo de lo físico en el que erea prisionera del organismo biológico. De ahí que aquel ateniense propeliera la noción de distinguir el cuerpo del alma.

De tal modo, haciendo síntesis, a partir del siglo VI de antes de nuestra era, la verdad para los griegos más avanzados y duchos era algo a recordar, descubrir y comprobar al mismo tiempo.

….

Silver Favourites - Lawrence Alma-Tadema

‘Silver Favourites’ – Lawrence Alma-Tadema

….

Poetas, sabios, filósofos y ‘psiquenautas’.

Pero en esta entrega de gnosis sobre un saber planetario… -que se sospecha verídico- …se va a apostar por sumar a la pléyade de exploradores de la Hélade… -esto es, en primer lugar los poetas, poco después los sabios y más tarde los filósofos- …a los místicos viajeros ‘psiquenautas‘ partícipes en los ritos de Eleusis, en los misterios de Orfeo; o los que convocó Pitágoras así como en los de Samotracia, Tracia y otras variantes afines a la iniciación enteógena y ‘mistérica‘. Aunque lo más posible es que unos y otros concurrieran en la experimentación psíquica antes, durante y después de sus logros respectivos en el área de la teoría y la práctica científica.

Porque ya incluso Solón …-de los Siete Sabios grandes- …se percató de lo mucho que aquellos poetas de antaño mentían en sus rapsodias, aun a pesar de lo cual, el legislador de Atenas no cejó en  seguir evocando a las musas en sus elegías laicas, aunque a los solos deseos de procurar parabienes y logros de protección y balance en las polis para las que él mismo dictaminaba sus leyes.

Siglos más tarde, Platón igualmente criticaba aquel crédito desmesurado acuñado por los poetas de antaño, desprestigiando sin miedo buena parte de los mitos que aquéllos aedos cantaron.

….

Sappho and Alcaeus - Sir Lawrence Alma-Tadema, 1881.

Sappho and Alcaeus‘ – Sir Lawrence Alma-Tadema, 1881.

….

Prospecciones desde Eleusis

Siguiendo esas reflexiones la idea de ‘la memoria’ fue relevada por el ideal de ‘justicia’, toda vez no provenía ya de musas ni de deidades olímpicas sino de la propia pesquisa interior de cada hombre o comuna, en pos de la verdad misma.

En el ámbito de lo estrictamente onírico o indagación psiquenáutica, casi siempre ocurría que el lenguaje no alcanzaba a describir con nitidez lo atestiguado; tras exploraciones profundas aplicadas en entornos de lo meramente mental se asumió que la mera transmisión ulterior de información oral o escrita no siempre conllevaba cesión de conocimiento.

De tal forma se fue haciendo acopio de un formato de gnosis bien distinto a casi todo lo anteriormente referido en palabras, por cuanto navegando en las esferas de la psique se aprehendían nociones verídicas mediante vivencia directa.

….

Flying planets

Flying planets

….

Iniciaciones fúngicas

Se suele presuponer que los rituales de iniciación enteogénica en la Hélade se habían importado de Egipto, Frigia, la India y el Oriente más lejano. Mediante aquellos encuentros con ‘lo mágico’ se asumían saberes y sabores esenciales que no era posible captar de ningún culto deífico, ni religión o institución escolástica alguna.

Fue en gran medida por el empuje de estas recolecciones de datos… -compiladas desde el otro lado de lo físico- …por lo que fue avanzando significativamente el entendimiento de la humanidad; un conjunto de súbditos de pueblos o imperios quienes desde su inicio habían sido sucesivamente engañados al respecto de su naturaleza original y su historia más verídica y palmaria.

En el saber de los intelectos más capaces se empezó a tomar consciencia de que el noventa por ciento de lo sabido hasta entonces acerca de cielos, tierras, planetas o astros era erróneo… o incompleto o taxativamente falso; y a raíz de todo lo atestiguado en los ritos de iniciación sigilosa se asumió que el universo… -o una representación a escala, reflejo del mismo- …estaba contenido en la mente propia y privada del iniciado y del necio.

….

Cielos de Ananda añadidos a un santuario de Apolo en Delfos

Cielos de Ananda añadidos a un santuario de Apolo en Delfos

….

Primeros atisbos de ciencia

Cuando muchos de aquellos pioneros en la indagación de la mente salían airosos de sus osados trances de introspección anímica algunos se ciñeron meramente al análisis de las pautas de movimiento que habían sido apreciadas en su entorno, así como al razonar de los procesos de cambio que, observaron, afectaban a las cosas, a los hombres y a las bestias; fue a partir de entonces cuando en landas de Occidente empezaron a emerger los primeros atisbos de ciencia, filosofía y sapiencia; esta vez expresados ya en discursos más certeros, tras haberse desprovisto los sabios y los cronistas del enfoque mitológico o dogmático que anteriormente fue aplicado a cada aclaración, descripción o inventario.

Bajo el prisma del etnobotánico Robert Gordon Wasson se podría asumir que durante el progreso de las civilizaciones arcaicas se fueron solapando en alterenancia culturas ‘micófilas’ y ‘micófobas’.

….

Gordon Wasson and Maria Sabina (collage)

Gordon Wasson and Maria Sabina (collage)

….

Teofanías bioquímicas

Al traducir los manuscritos de Qumran el filólogo John Marco Allegro  dedujo que las sociedades ascetas de esenios… -lejos de referirse a ningún pusilánime líder piadoso- …a lo que en realidad enfocaban sus rituales cumplidos era al hongo de la amanita muscaria. Y con toda probabilidad así habría venido ocurriendo en distintas y alejadas partes de aquel mundo semoviente en desigual desarrollo aleatorio.

Desde el enfoque erudito del eminente historiador Mircea Eliade los diversos patrones de religiones ordenadas fueron surgiendo a raíz de teofanías bioquímicamente impelidas, enredadas más tarde por la agenda de unos líderes con ansias de intervenir sobre lo visto, lo supuesto y sondeado a lo largo de aquellas incursiones en lo etérico y lo ignoto; y como resultado de tales exégesis viciadas fueron apareciendo los cultos devotos organizados y las ‘mitologías-fantasma’, saturadas de deidades, teogonías y demonologías ‘ad libitum’.

Cabe apostar por la tesis de que el uso pseudorreligioso que se le vino propiciando a los hongos y los cactus en las tierras de Anahuac fue similar al que se le había dado en Eleusis durante las ceremonias de misterios; y de igual modo podría haber acaecido en el resto de las áreas del continente de América.

….

Arcos hacia ensoñaciones de éter de un nativo de Anahuac

Arcos hacia ensoñaciones de éter de un nativo en Anahuac

….

A salvo de erudición ostentosa

La ingesta de aquellas porciones de taumaturgia fúngica impulsaba al comensal a percibir el entorno despojado de la limitación de los sentidos fisiológicos, habitualmente mermados; o incluso le propulsaba hacia adelante o atrás en el espacio y el tiempo, implicándole en la experimentación del puro hecho de Ser en otros planos de la vida, la realidad y la existencia.

Hasta el último secreto que fuera capaz de conocer el iatromante le era revelado ipso facto bajo unos códices que… -como diría Kingsley– …se asumían a salvo de los defectos de toda instrucción ostentosa, casi siempre basado en un dialecto infaliblemente asequible.

Tal cual se apuntaba en los mitos cosmológicos de Heliópolis la asunción de información se procesaba mediante una jerga o lenguaje, casi nunca articulado en morfemas acústicos, aunque dispuesto y estructurado en protocolos de sintaxis, semántica, simbología visual o en transmisiones puras de conceptos en dimensión telepática; un intercambio de datos que se gestaba en el trance dialéctico entre un demiurgo… -singularizado a bote pronto como entidad con consciencia- …y su antecesor: ‘Nun‘, una suerte de ‘océano inerte sin límites’, paradigma de la idea de la no-existencia desde el punto de vista más abstracto.

De acuerdo a tan nítida descripción, el lenguaje habría podido ser uno de los primeros sucesos ordenados ocurridos a lo largo de la génesis inicial de la vida.

….

La seidad primigenia Irrumpiendo desde el abismo de Nun

Una ‘seidad’ primigenia irrumpiendo desde el abismo de Nun

….

Preservar el secreto

Las misteriosas ceremonias de iniciación en Eleusis fueron secreta o discretamente tanteadas por Platón, Aristóteles, Sócrates… escritores como Píndaro, Sófocles o Aristófanes; historiadores de la talla de Plutarco así como un largo etcétera de sabios, artistas, regentes, filósofos, polímatas y público rústico o docto, esclavos o ciudadanos libres, mercaderes o monarcas; prostitutas o beatas; cada año eran miles los que se inauguraban en el arte de la más fastuosa videncia propiciada en aquellos aposentos adaptados; cualquiera podía asistir a esas ágoras siempre que cumpliera con las dos condiciones precisas: No haber perpetrado crimen de sangre alguno y conocer el lenguaje de la Hélade.

A estos dos requisitos forzosos se añadía el compromiso de no revelar ningún dato acerca de lo que allí acontecía; a este respecto Wasson y Hofmann llegaron a aducir en su famoso libro conjunto que la condena de Sócrates habría sido debida a no llegar a cumplimentar esta norma de silencio.

Llama también la atención el apunte referido por Filóstrato de Atenas, quien afirmó en sus escritos que, entre los no admitidos a tan suculentas ceremonias enigmáticas se encontraba el celebérrimo Apolonio de Tiana; y ello debido a su más que notable y constatada condición de mago, taumaturgo y hechicero; lo que a priori, parecía un descomunal sinsentido.

….

Phryne in Eleusis 1889 - Henryk Siemiradzki

Phryne in Eleusis 1889 – Henryk Siemiradzki

….

Trasiegos por Vía Sacra

Los misterios menores se elongaban más de medio año y tenían lugar en Atenas. Desde allí se iniciaba un lacónico éxodo hacia Eleusis durante el cual, multitudes con los rostros cubiertos por máscaras conminatorias desafiaban y agraviaban verbalmente a los peregrinos en tránsito.

Tras tan pintoresca diáspora por aquella Vía Sacra abarrotada se accedía al Telesterion; la sala en la que se solemnizaban los rituales aún mayores; evento asombroso que consistía en la revelación de ‘un misterio’ al que se accedía mediante inefable secuencia de espejismos y visiones, casi siempre personales, íntimas e intransferibles.

Una vez consumados los ritos… -administrados bajo la tutela de las dos familias de hierofantes: ‘Eumólpidas‘ y ‘Kerykes‘- …los asistentes jamás volverían a ser los mismos debido a la trascendencia de las augustas vivencias que se habrían visto compelidos a atestiguar.

El propio Sófocles se refirió a esta efeméride del siguiente modo:

Tres veces felices son aquellos de los mortales que, habiendo visto tales ritos, parten al Hades, pues solamente para ellos hay la seguridad de llevar allí una vida verdadera. Para el resto, todo allí es maligno.

….

Eumólpidas en el Telesterion

Eumólpidas en Telesterion

….

Filtros de supervivencia en la asunción de saberes

En cualquier caso el himno homérico dedicado a Deméter que a priori se entonaba en esas aulas no parecía implicar más que el cauce de trasiego para la efervescencia del auténtico ceremonial de magia que subyacía en Eleusis; cabe presuponer que, todo lo más, constituía una suerte de guión mitológico dispuesto a modo de muleta de apoyo a los más necesitados de partitura introductoria, a partir de la cual, acceder de seguido a algún mensaje o revelación imprevista que estuviera a las alturas de sus miras y el estricto y justo alcance de sus psiques.

Llegado al límite de lo que el buscador veraz del misterio fuere capaz de asumir… el resto del enigma acerca de la vida y el mundo permanecía aún velado al concurrente; aquel tope límite parecía establecerse a la medida de cada asistente en virtud de la acción de una especie de ‘válvula sapiente’ que operaba como filtro de defensa; pudiera ser que dispuesta ‘ad hoc’, a fin de lograr preservar al máximo el raciocinio del expedicionario etérico, guareciéndole del fulminante acoso de la más insana locura contumaz y sempiterna.

Al fin y al cabo, toda proyección de la consciencia hacia lo ignoto habría de discurrir siempre en el entorno de una aproximación al más denso Infinito, (véase el ‘Nun‘ de los antiguos egipcios); y en el ascenso y progresión desmedida hacia tan arriesgados confines, toda singularidad lúcida estaba condenada a una extinción taxativa de manera insoslayable.

Una suposición igualmente apuntada por algunos estudiantes de Kabbalah (v.gr.: Dion Fortune) cuando mentaban en sus textos acerca del inexcusable peligro que implicaba un acercamiento precoz a las últimas fronteras del árbol de los sephiroth

…y confluir en el llamado ‘Ein sof‘.

….

Tree of life in hebrew kabbalah - Ain Soph surrounding everything

Tree of life in hebrew kabbalah – Ain Soph surrounding everything

….

Herencia occidental del ímpetu de ambrosías y enteógenos

Unos y otros alcaloides o plantas de poder ‘enteógenas’ eran típicamente ingeridas en la civilización de la Hélade; del que se tiene constancia en el caso de Eleusis es del llamado ‘kikeón‘. Según algunos expertos, pudiera tratarse de una posible variante de cereal corrompida por la especie fúngica del Claviceps Purpurea, denominada igualmente Ergot o Cornezuelo.

Hasta aproximadamente un dos por ciento de dicha substancia contendría el alcaloide de la amina del ácido d-lisérgico; una variedad de enteógeno que igualmente se daba en otros hongos del grupo de los Claviceps así como en diversas otras formas vegetales como las Ipomaea Violacea, Rivea o Turbina Corimbosa o la Argyreia Nervosa.

Lo que resulta cuando menos paradójico es contemplar la posibilidad de que el mejor acervo del intelecto platónico o el de sus antecesores se hubiera debido en gran parte al efecto acumulado a lo largo de los tiempos de cualquiera de estos ritos energéticos mentales.

Y hasta cabe pensar que la civilización de Occidente… -como indudable heredera de las culturas helénicas- …acumulara en sus arterias el fruto de un saber cristalizado por el ímpetu de aquellos néctares de acción e impulsión psicoactiva.

….

Legados de acervos enteógenos

Restos de Occidente abatido, legados de acervos enteógenos.

….

Vicio de fe, virtud de la duda.

Los reputados rituales de Eleusis fueron celebrándose a lo largo de siglos hasta que, por decreto del emperador romano Teodosio I… -y algo más tarde la profanación por parte de Alarico I en el 396- …el sarcoma del cristianismo arriano terminara extirpando la consumación de tales praxis “paganas”, instando a substituir la experiencia directa de gnosis por un grotesco atisbo de fe a la hora de propiciar cualquier experimentación mística, en todo caso ex profeso y muy adrede castrada.

La cacareada ‘virtud de la fe’… -adalid de parabienes de los credos teocráticos monoteístas por aquel entonces en auge- …lejos de considerarse excelencia en las ágoras de enseñanzas secretas de tendencia orientalista fue tildada de rival de todo saber verosímil. 

Basándonos en los recurridos avisos a sus primeros devotos por parte de aquel príncipe de Kapilavastu… -recogidos en la tradición therevada– …Siddharta Gautama auspició (utilizando otros términos y no sin cierta porfía)…

“…dudad de todo y converged en vuestra propia luz íntima.

….

Hipnógrafo - José Gabriel Alegría Sabogal

Hipnógrafo – José Gabriel Alegría Sabogal – El culto a la muerte sacralizando Occidente

….

-[ Continuará ]-

….

-[ Fragmentos resúmenes del texto ‘Planetas’; narrativa simbolista iniciada el 4 de enero de 2018 ]-

….

-[ Photoshop edits by Digital Imagine TV ]-

….

Retazos de influjos planetarios en Mare Nostrum

Retazos de influjos planetarios – II

….

-[ Extractos de la narrativa ‘Planetas’ – Retazo II ]-

-[ Enlace a retazo I ]-

….

Socaire de órbitas antojadizas

Tras remover cielo y tierra y consultar legajos de manuscritos, pergaminos y testimonios de sabios de la antigüedad resultaba concluyente deducir que, finalmente… los planetas no eran tales constructos petrificados circundando nuestros suelos por azar de matemática y geodesia; ocultaban otra ontología más caústica y siniestra allende esos destellos de plasma, magma y haces de luz zodiacal que arribaban desde ellos a las tierras y los mares habitados por nativos.

Sugirió en su día Cassini que sus órbitas describían en no pocas ocasiones insólitas geometrías y unas gráficas perfectas en sus tránsitos; trayectorias mudables que astrólogos, alquimistas y marineros tozudos supieron interpretar con detalle con el paso de los siglos, transcribiendo esos códices en grimorios reservados, atlas de navegación cifrada o tratados de astroteología ocultistas.

….

James Ferguson - Astronomy explained upon Newton.

James Ferguson – Astronomy explained upon Newton.

….

Mysterium magnum

En párrafos codificados inscritos en el ‘Mysterium magnum‘, el místico vidente luterano, Jakob Böhme, llegó a referirse a ellos como ‘los siete regentes’, en casi idénticos términos a los pregonados en los tiempos de la monarca de Saba.

En sus singulares tratados, aquel ‘psiquenauta’ beato ahondaba en la ‘rueda de propiedades de los siete planetas o espíritus‘, a la par de declarar que en la ‘Trinidad‘ católica el primer principio era el Hades, el segundo el Elíseo y el tercero el purgatorio conformado por los mundos materiales.

No resultó tan extraño el hecho de que, ipso facto también él fuera tildado de hereje; a pesar de que, en cierto modo tan solo se hacía eco de lo que preconizaba el Bereshit de la Torah del pueblo hebreo:

…Al principio era el caos.

….

Jakob Böhme - Seven governors

Jakob Böhme – Seven governors

….

Eneada de Heliópolis

Puede que no por albur la cosmogonía egipcia de la Enéada de Heliópolis -coetánea a la V dinastía– igualmente refería acerca de ese principio caótico primigenio y germinal del cual surgieron los dos primeros síntomas de vida autoconsciente… y a posteriori de aquéllo se gestara el primer diálogo entre ambos; una charla en absoluto trivial… -habría de suponerse- …sostenida por el demiurgo primario (Atum) y el propio espíritu previo del océano caótico durmiente; aquél que fuera de súbito evocado, desvelado o avivado.

Anteriormente a ese cruce de impresiones, aquella masa acuosa ingente era inconsciente de sí; un vacío incognoscible denominado en Kemet, ‘Nun‘, significante entendido como ‘lo que aún no era existente’; ausencia total de formas, geometrías y sucesos; un concepto referido a la noción de lo abstracto, que jamás debió equipararse a ente deífico alguno; a pesar de lo cual buena parte de las tribus de esas eras seguirían tildándole como tal deidad creadora.

….

Nun. Vacio primordial egipcio en la cosmogonía de Heliópolis.

Nun. Vacio primordial egipcio en la cosmogonía de Heliópolis.

….

Sistemas solares colindantes

Demasiados pueblos sabios a lo largo de la historia vinculaban a los soles, las lunas y los planetas con divinidades fatuas; deidades incomprensibles no siempre del todo amistosas.

En las praxis rituales del mitraísmo se emplearon un sinfín de simbolismos referidos a las pautas y las poses de los cuerpos planetarios y las volubles hechuras enlazadas de estrellas y constelaciones. En los anales astrológicos de tradición cabalista se adujo de manera similar, diferenciando, a Neptuno y Plutón como vórtices de influjo implicados en un sistema solar colindante.

Los romanos adaptaron buena parte del panteón de los griegos limitándose a cambiar la denominación de cada deidad celeste; un patrón de teogonía posiblemente heredado de la cultura sumeria; y casi el mismo esquema astrológico se extendió poco después a los acervos germánicos, mutando ligeramente su exégesis en un proceso que vino a denominarse ‘interpretatio germánica‘.

….

Andreas Cellarius. Harmonia macrocosmica. 1660.

Andreas Cellarius. Harmonia macrocosmica. 1660.

….

Ejércitos de estrellas

Durante cientos de años los habitantes del mundo asumieron la presencia de múltiples fuerzas aéreas gobernando desde el cielo; una tendencia prácticamente constante que no comenzó a decaer hasta el surgir de los dogmas monoteístas mazdeos, cristianos e islámicos, o al irrumpir los credos del bahaísmo, el sijismo o el judaísmo, aun habiendo acaecido antecedentes en Egipto en el lapso de gobierno del faraón Akenathon.

Fue aquel extraño regente de aspecto descabellado el que diera fin al canon cosmológico de ‘Heliópolis‘.

Casi similar proceso pareció desarrollarse en tierras Mesopotámicas, al acabar imponiéndose Marduk sobre el resto de entidades de un, de por sí, dilatado reparto de deidades estelares; porque el Marduk mencionado en el Código de Hamurabi habría sido heredero de su progenitor, Anu; otra figura que a su vez, fue considerado ‘rey de constelaciones y estrellas’; un compendio astrofísico diseñado por él mismo como armada combatiente e invicta contra todo arquetipo maléfico.

Milicias de armadas luceros durante la noche y el alba… enteramente a sus órdenes.

….

Sciathericon stellarum - Ars magna lucis et umbrae - Athanasius Kircher - 1646

Sciathericon stellarum – Ars magna lucis et umbrae – Athanasius Kircher – 1646

….

Cosmologías devotas

De manera reincidente las tribus de la antigüedad insistieron en consumir cosmogonías devotas, fusionando astrología y religión, al tiempo de propeler a la Noosfera pintorescos compendios de jerarquías celestes compitiendo unas con otras por sus respectivos reductos de opresión y hegemonía.

De tan cuestionable forma avanzaron los saberes respecto al cielo, al espacio y a las luces que desde allí se avistaban por la humanidad celosa y temerosa de los dioses que ellos mismos asociaron a esos puntos de luminiscencia ingrávida; hasta que tales quimeras devinieron finalmente en egrégores a los que había que seguir nutriendo de pretender mantenerlos como adalid de ideario y de balance atmosférico, religioso y cosmogónico.

Y se afianzó esa creencia con el favor y el amparo de las castas teocráticas parapetadas al filo de tamaño constructo de alegorías; sin pasar por alto que, a fin de optimizar sus agendas se tornaba imprescindible asignar a a cada dios su respectivo contrario: Su diablo o antagonista.

Se trataba pues, de dos mantras empacados en un mismo rebujo contenedor: Símbolo y ‘diabolo‘; acuerdo y desavenencia. Unión frente a disyunción.

Divinidad y demonio.

….

Artis magicae - Artis hujus Magistros - 1766-75

Artis magicae – Artis hujus Magistros – 1766-75 ‘Compendium rarissimum totius Artis Magicae sistematisatae per celeberrimos Artis hujus Magistros’.

….

Deidades en tercera persona

Antes, durante y después se continuó formulando el correspondiente dios para cada evento dado en la Naturaleza: “Dios del viento”; “dios del fuego”; “dios del sol”; “dios de la lluvia, relámpago o las tormentas”; y a los que siguen hoy día dispuestos a perpetuar tradiciones cosmológicas teístas pudiera ser que aún les quedara embotellar el correspondiente “genio” o “dios de la gravedad”, así como el del electromagnetismo o el de las interacciones débiles sumado al de las fuerzas fuertes.

Puede que por mero olvido, o por desgracia o embrujo …se olvidaran del más importante de todos:

Nunca hubo un “dios del yo”.

Los panteones de jerarcas celestiales se adjudicaban desde siempre en términos de terceros… entronizados en sus haciendas de ensueños.

….

-[ Secuencias de hábitats elíseos desde el vídeo clip ‘Dreamland’ de Cécile Bredie. ]-

….

La forzada preterición del ‘sí mismo’

Más que presumiblemente se auspiciaba una estrategia enfocada a desviar la atención del individuo hacia su propio fuero interno; artimaña lacerante, acaso solo advertida por aquellos que grabaron uno de los pocos lemas cauterizadores en ese sentido:

Nosce te ipsum…’

…-[ y conoceras a los dioses ]-…

…máxima lapidaria que terminara estampada en la pronaos de los templos de Apolo, en Delfos, cercanos al monte Parnaso; aun cuando fuese mayormente inadvertida por una ingente masa de fieles que, a la postre, se sentían más colmados conjeturando sustentos y apoyos “sólidos” en sus dioses impalpables, adjudicándoles el compromiso de ‘creadores de mundos’ y sus añadidos cielos, avernos y purgatorios como pago o penitencia de sus meritos o culpas.

….

Influjos planetarios en el templo de Apolo de Delfos

Influjos planetarios desde el templo de Apolo en Delfos [ Original photo by David Monniaux, imported from Wikipedia ]

….

Remozar doctrinas rancias

En la empresa de perpetuar uno u otro catálogo de teogonías sagradas cada rama litúrgica logró imponer su criterio sobre las sectas más gnósticas… -que tildaron de paganas- … aplicándose de lleno en persecuciones tenaces y genocidios modélicos, entre los que destacó el cristiano; una vez habiendo sido las verdaderas creadoras de semejantes endriagos, prodigaron sus mitologías dispares modelando los matices de unas y otras tradiciones a base de sincretismos apañados con engrudo a fin de encajar y pulir los rasgos de distinción.

Y a medida del transcurso de las modas y el mutar de las costumbres se hicieron duchos en el arte de templar sus cánones respectivos hasta modificar sus panteones adecuándolos al arbitrio, gusto y temple del estilo de cada época, logrando de cualquier modo preservar los intereses de sus santos oficios privados.

….

Obelisco plaza de San Pedro. Vaticano. Roma

Obelisco plaza de San Pedro. Vaticano. Roma. Readaptación del falo de Osiris/Pindar condecorado con el logo-insignia del culto taimado a la muerte.

….

Existir en modo de verbo

Aún cuando siempre se podría recurrir a un análisis etimológico del término que arrojara luz sobre el asunto… lo cierto es que a día de hoy ni siquiera se recuerda con certeza quién sería el que insertara en uno u otro alfabeto, lexicón o leccionario el significado “dios”… -vigente en cada cultura- …así como su correspondiente significante adaptado a cada lengua, jerigonza o instrucción.

La idea de un principio primordial no creado previamente… -responsable de la génesis del resto de las formas y organismos semovientes- …parecía justificar esa tendencia, al menos en cierta medida; por el contrario, el criterio de adaptar ese paradigma fenoménico al formato de entidad complicaba más las cosas, a la vez que a los intermediarios de la doctrina en vigor propiciaba un sinfín de recursos, parabienes, privilegios y ventajas.

….

Benedictus infernum - (on Giovanni da Modena's 'Infernum')

Benedictus infernum – (on Giovanni da Modena’s ‘Infernum’)

….

La privación de la magia

El matiz de tal distingo era severamente importante:

Además del deceso de la noción de videncia y la del libre albedrío, considerar los fenómenos en términos de entidades conllevaba un fatídico karma de falta de entendimiento en lo que incumbía a la vida, la existencia y el mero hecho de ser y el coexistir como verbos y no ya como sujetos.

Por su parte, la sucesión de las tribus y los pueblos del mundo en evolución boicoteada se sentían crecer al amparo de sus paternales deidades, cuando en realidad… su poder personal no cesaba de menguar a la baja.

Un estigma de lastre que fue alimentado en cadena con el paso de las eras y los eones.

La exaltación exacerbada del poder de lo ajeno conllevaba la inexorable pérdida de la magia esencial propia.

….

Ascent of nan and the destruction of magic - Rebecca Yanovskaya

Ascent of man and the destruction of magic – Rebecca Yanovskaya

….

-[ Continuará ]-

….

-[ Fragmentos resúmenes del texto ‘Planetas’; narrativa simbolista iniciada el 4 de enero de 2018 ]-

….

-[ Photoshop edits by Digital Imagine TV ]-

….