El ángel de las cumbres de Alaska

Angel Collinson en las cumbres de Alaska

Angel Collinson es una de las mejores esquiadoras del mundo; desde hace ya unos años viene a ser universalmente adorada por su personalidad ‘goofball’ (chistosa); pero sobre todo por sus rapidísimos trazados demarcados por enormes pendientes nevadas prácticamente verticales, saliendo casi siempre inexplicablemente indemne del trance que se adivina probable y lográndolo en base a una depuradísima técnica de encadenamiento de giros.

Sortear bañeras, piedras, grietas, neveros, hoyos o arbustos, saltar entre peñascos semiocultos por la nieve, decidir el lugar adecuado para la clavada del bastón a fin de anticiparse a un posible enganchón de los cantos o espátulas… semejantes piruetas no suelen ser asequibles para cualquier avezado alpinista deslizante de no poseer un dominio absoluto del balance del peso del cuerpo y de las fuerzas que ejercemos sobre él, sumadas a las de la inercia que nos acompaña recordándonos la entelequia gravitatoria que, a una gran mayoría nos tiene adheridos al suelo; lo que no parece ser exactamente el caso de esta ninfa del esquí de riesgo.

No suele ser de evidente consecución semejante empresa suicida de no tratarse de magos, saltimbanquis o gimnastas; hechiceros, trapecistas o funámbulos; menos aún si al pretender realizarlo nos movemos a más de cien kilómetros por hora por una pendiente tan vertical e incierta como el asta engrasada de una bandera pirata, intrigante y traicionera.

¿No lo creen? Juzguen por ustedes mismos:

….

Video importado del canal YouTube del usuario ‘Outside TV‘ publicado el 15 de Marzo de 2016.

….

Esquí ‘hors-piste’

Este espectacular ser humano tuvo la entereza de abandonar una prometedora carrera deportiva reglada y considerada en el circuito olímpico y mundial para dedicarse de pleno a una actividad bastante menos reconocida, en tanto en cuanto la juzgó más excitante -si cabe-: El trazado de descensos  de alto riesgo fuera de pista; o lo que en la jerga del gremio se viene denominando ‘freeride’.

Tras exhibir unas pautas técnicas que implicaron un profundo calado en la afición y los profesionales del esquí hors-piste (fuera de pista)… esta mujer tan ágil, liviana y mega-potente tuvo el infortunio de sufrir dos espectaculares accidentes en un corto período de tiempo; dos fatales percances que fueron registrados por el equipo de filmación para el que trabajaba entonces; la segunda de aquellas calamidades le supuso la ruptura de los ligamentos cruzados anteriores de una de sus rodillas; una lesión fatídica para cualquier esquiador, incluso si ¡ni por asomo! se dedica a semejantes especialidades punteras.

Por el momento la señorita Collinson se recupera poco a poco de su fatal traumatismo y su carrera aún viene siendo patrocinada por la mayoría de los sponsors habituales que en su día apostaron por ella; entre los que cabría destacar a The North Face, Red Bull, Wolkl skis, Smith optics, Avex outdoor, Smart Wool, Marker bindings, Black Diamond, Backcountry y Panda poles.

Para los más interesados se ha incluido una biografía más o menos detallada de su periplo como esquiadora de élite; para los que no dispongan de agenda descargada, apenas visionando uno o dos de sus espectaculares vídeos se podrán hacer una idea aproximada de lo que implica el poderío, la clase y la valentía de esta atleta de la vanguardia del deporte actual. Una mujer de la que resulta complicado localizar una sola imagen en la que no muestre una sonrisa de oreja a oreja que te cautiva hasta dormido; una chiquilla jocosa cuyas citas propias en su cuenta de Instagram dan sobrada fe de la calidad humana que ostenta; una trepidante aventurera que se define a sí misma como…

“…esquiadora de montañas, cantante de canciones, lanzadora de hondas, buscadora de piedras, propietaria de buenos tiempos y amante de este planeta’.

En definitiva, una auténtica snow-woman, aunque sin capa o disfraz de los Marvel; tan inédita y graciosa como admirable, humilde y gentil al mismo tiempo.

….

Video importado del canal YouTube del usuario ‘Marker Dalbello Volkl‘ publicado el 19 de enero de 2017; en pro del patrocinio de la veterana marca alemana de esquís Völkl.

….

Video importado del canal YouTube de la productora estadounidense de cine de deportes extremos y esquí freeride ‘Teton Gravity Research‘ publicado el 12 de noviembre de 2014.

….

Biografía de una artista del freeride

A la fecha de la redacción de este artículo, en septiembre de 2017, Angel Collinson  ya contaría con 27 años de edad. Hizo historia en el XVI Certamen anual de los premios Powder Awards: Por primera vez una mujer se llevó el título de “best line” del año (mejor trazado); una categoría que puntúa algunos de los más salvajes descensos de esquí freeride ejecutados fuera de toda pista balizada. Pero ya en el año 2013 había sido nominada por el jurado de este certamen.

Habiéndose criado a un tiro de piedra de Snowbird, Utah, la hija de un patrullero de esquí de aquel enclave, Angel Collinson, sentía una inclinación natural por las montañas. Pero moverse sobre la nieve con semejante gallardía requería  incluso más que el sumo talento natural: Era precisa una dedicación total y Angel lo acumula en sus espaldas. Tras haber pasado un denso periodo entrenando como corredora, Angel ganó el Freeskiing World Tour en su calidad de novata; pero al siguiente año lo volvió a ganar de nuevo. Sus intrincados trazados en la gran montaña y sus segmentos de video innovadores le han propiciado múltiples trofeos. Para la gente normal, susurrar sobre la nieve a velocidad terminal es de locos; sin embargo Angel invirtió su tiempo en aras a convertirse en un fenómeno atípico, culminando su loca persecución a la victoria mediante muy bien calculados esfuerzos.

Hasta la fecha de septiembre de 2017, su palmarés podría resumirse en:

First woman invited to film with Teton Gravity Research.
First woman to win Best Line Award at Powder Magazine’s Powder Awards.
Two-time winner of Best Female Performance at the Powder Awards.
Two-time champion of the Freeskiing World Tour.
2015 TGR Paradise Waits closing segment.
2016 Powder Magazine Best Line.

….

….

En su día pudimos contemplar estupefactos el talento de Angel Collinson, protegida, avalada y aleccionada por los expertos y afamados esquiadores de freeski, cuyos posters habían empapelado las paredes de su habitación apenas meses antes; estos eran: Seth Morrison, (la trepidante leyenda viva del más puro freeski) Sage Cattabriga-Alosa (el esquiador más freak, virtuoso y arriesgado del mundo) y Dana Flahr (uno de los más agresivos esquiadores de freeride de aquellos momentos).

Al mentar a esta trimurti de osados estaríamos hablando de la élite dentro de la élite de profesionales del freeride ski; allí estaban congregados, en triunvirato flagrante, alevoso y ex profeso para servir de guías a su joven amiga y camarada; cada cual de ellos patrocinados y subvencionados por las empresas y marcas dedicadas a los deportes de inverno más punteras del globo. Ellos fueron quienes auparon a la Collinson a inmortalizarse a sí misma y a perpetuar su hazaña, conscientes del paralaje técnico que coexistía entre los tres treintañeros veteranos y aquella chica de Snowbird, con diez años menos de andadura deportiva de alto voltaje.

….

S.Morrison-and-others-04cs

Sage Cattabriga Alosa, Seth Morrison and Dana Flahr

De izquierda a derecha: Sage Cattabriga Alosa, Seth Morrison y Dana Flahr; cuando el esquí deviene en vuelo, levitación y acrobacia.

….

Seth Morrison

Inmejorable aval para el ‘Ángel’ Collinson a la hora de iniciarse en las giras de filmación de esquí de alta montaña: La inédita habilidad de Seth Morrison le invitaba a esquiar sin fronteras; el icónico freeskier que fluctuaba como los gatos, toda vez que, al margen de los trazados aéreos que añadiera a sus zigzagueantes derroteros sobre nieve… ¡casi siempre caía de pie!; y al decir ‘casi’ hay que asumir que el mister se marcaba voladuras de hasta cuarenta metros de largo planeando sobre acantilados rocosos que propiciaban vértigo y vahído a cualquier espectador cercano… con solo verlos en foto; casi casi el recorrido de una piscina olímpica. Y en ocasiones reptaba como una víbora  serpenteando sin remilgos por corredores petreos de paredes afiladas como katanas niponas.

….

Seth-Morrison-freeski-HD-09cs

Ladies and gentlemen… Seth Morrison.

….

Sage Cattabriga Alosa

Sumado al casi idéntico poderío antigravitatorio del sin par Sage Cattabriga Alosa, la comparsa de Collinson iba a merecer un esfuerzo adicional por su parte digno de ser inmortalizado por las ópticas y cámaras del equipo de TGR. Porque además de ser uno de los mejores y más populares esquiadores del circuito profesional de aquellos días, Sage Cattabriga Alosa ya había ganado el título de mejor esquiador freeride varón, tras el veredicto de la revista especializada Powder; igualmente se hizo con el galardón a la mejor performance de ski (puesta en escena) y para llegar a tales conclusiones no había más que echar un vistazo a alguno de sus segmentos.  Y en una industria donde a veces la bravuconería y el hecho de tratar de ser cool parecía ser la tónica, Sage ha comportado asiduamente un soplo de frescura y modestia que fue siempre bien recibido por sus colegas, patrocinadores y equipos de filmación especialistas.

Por más hablar, a Sage le encanta -y necesita- crear arte; sus lecturas del relieve del terreno alega interpretarlas desde patrones de canon; sería casi como entenderlo en términos de la ‘geometría sagrada’ al servicio del esquí más salvaje. De tal modo, Sage implica todo un paradigma de vida, arte y esquí.

….

Sage Cattabriga Alosa. Un soplo de “aire fresco” en el circuito profesional de freeride.

….

Dana Flahr

La cuestión es que si añadimos a este cóctel la virulencia controlada de los recursos agresivos de Dana Flahr, el espectáculo queda bien garantizado. El freerider de British Columbia (BC) se muestra humilde cuando confiesa no haber dispuesto de recursos financieros suficientes como para haberse incorporado al mundo de la competición alpina profesional; aunque al tiempo se confiesa apasionado en su manera de emprender y entender la especialidad del freeride; un talante espontáneo y moderado que bien se hace patente cuando es entrevistado por Josh Nielsen, del equipo de producción de TGR. Cada uno de los protagonistas de aquella primera aventura cineasta de Angel Collinson merece la redacción de decenas y decenas de artículos y dosieres ad hoc.

En base a la invitación de aquel tándem de figuras auspiciado por la empresa audiovisual TGR (Teton Gravity Research) finalmente y de la noche a la mañana la esquiadora de Utah se vio rodeada de sus héroes de siempre, una vez llegada la hora de aquel hermoso bautizo como estrella del circuito de cine de freeski. Lo verdaderamente inexplicable era que aquellos locos magníficos mantuvieran aún sus cuerpos de una pieza tras la década y pico de ventaja que llevaban algunos de ellos a esta chica de Utah… en el arte de sobrevolar nieve, rocas, arrecifes y glaciares.

….

D.Flahr-Comp-06cs

Dana Flahr. La agresividad en nieve. La sencillez en tierra.

….

Teton Gravity Research

En 1995, Steve Jones, Todd Jones y Dirk Collins reunieron el montante que habían ganado como pescadores comerciales y guías de heli-esquí para adquirir un sofisticado equipo de filmación y grabación digital. Apoyados por su amigo de siempre, Corey Gavitt, se congregaron como empresa en aras a ocuparse de documentar la evolución de los deportes de riesgo, en general. Al tiempo, en lugar de limitarse a dejar plasmada esta progresión en el celuloide, enseguida se convirtieron en el instrumental ideal para alimentarla. Su afán se centraba en concentrar a los mejores deportistas de riesgo del mundo y crear una compañía impulsada por sus aportaciones.

Desde su ubicación central en Jackson Hole, Wyoming, US, TGR comenzó a producir filmes de esquí extremo de primera magnitud, snowboarding y surf. Tras las dieciocho temporadas transcurridas desde entonces han aunado la friolera de treinta y dos películas; pero más allá de su valoración en lo cineasta, TGR ha logrado despuntar como una fuerza mediática en el tuétano de la cultura del deporte de acción y tanto su equipo técnico como el humano hace que su leyenda crezca cada año.

….

Steve Jones, Todd Jones y Dirk Collins. Cofundadores de la TGR (Teton Gravity Research).

….

Mientras continúa produciendo películas premiadas, TGR ahora se conecta con aficionados de todo el mundo por medio de sus giras de cine, series de televisión, merchandise y su sitio web, que funciona como todo un epicentro líder y vórtice de reunión de la comunidad mundial de los deportes de acción. A través de su evolución, TGR se ha mantenido comprometida con sus raíces iniciáticas en sus términos de empresa impulsada por los propios deportistas.

La marca se asocia con muchos de los mejores atletas del mundo -como el snowboarder Jeremy Jones, (elegido aventurero del año 2013 por la revista National Geographic) y los expertos esquiadores de freeride Sage Cattabriga-Alosa, Ian Walsh y Angel Collinson-; en definitiva, su trayecto avanza en pos de alejar más y más esos límites de lo imposible y reimaginar lo que de hecho, puede llegar a conseguirse… arriesgando.

….

Sage Cattabriga Alosa, Seth Morrison y Dana Flahr; asiduos colaboradores del equipo de filmación de Teton Gravity Research; prodigios de la acrobacia invernal trazando saltos mortales desde paredes rocosas verticales, bien puede que… para “descansar” entre giro y giro.

….

El estreno en la pantalla de un “Ángel” esquiador

En virtud de los filmes de la compañía Teton Gravity Research fue cuando llegamos a observar el impecable dominio sobre las tablas de Angel Collinson, la benjamina de aquel ensemble de bucaneros del hielo; especialmente sonado fue el momento en que se precipitó ladera abajo desde las afiladas espinas de los montes norteños de Chugach, en Alaska. Aquella secuencia quedó debidamente inscrita en el filme ‘The dream factory’ magistralmente producido por TGR.

….

Video importado del canal YouTube de la productora estadounidense de cine de deportes extremos y esquí freeride ‘Teton Gravity Research‘ publicado el 23 de enero de 2013. Segmento del descenso de Angel Collinson extraído del film ‘The dream factory‘, grabado y producido por la compañía TGR.

….

Pioneros del freeski

El filme ‘The dream factory’ conformó la culminación de un proyecto de esta empresa audiovisual; un anhelo pendiente en aquellas fechas para cuya consumación se desplazaron hasta esa remota región del continente americano. A lo largo de la historia, Alaska había sido un enclave de cristalización de todo tipo de utopías para los aventureros de la época; y a la vista de lo que aquí se muestra, es obvio que lo sigue siendo. Desde aquellos colonos de la época de la fiebre del oro hasta cuando aconteció el auge de la pesca comercial y en tiempos más postreros, -una vez eclosionado el movimiento freeride del esquí extremo y del snowboarding-, avezadas gentes de todos los estamentos de la sociedad abandonaron sus emplazamientos originarios para perseguir el trazo de sus ambiciones más sugestivas y acudir raudos al bucólico embrujo que emanaba de estos territorios míticos, salvajes y arriesgados al tiempo de hermosos. Entre ellos constaban los pioneros más audaces de la disciplina del freeride: Doug Coombs, Eric Pehota o  su amigo Trevor Petersen, entre otros. No habrá sido en vano que tanto Doug Coombs como Trevor Petersen fallecieran en 2006 y en 1996 respectivamente; ambos en distintos enclaves de las crestas alpinas francesas; y no ha de ocasionarnos nostalgias exacerbadas: Al fin y al cabo se nos fueron haciendo justo lo que más les unía y gustaba: Esquiar fuera de pista.

….

This slideshow requires JavaScript.

Doug Coombs, Eric Pehota y Trevor Petersen. Pioneros del freeride ski.

….

De la copa del mundo de esquí alpino al circuito de freeride profesional

Angel nació el 13 de julio de 1990 y se crió al amparo de sus padres en las viviendas de los empleados de la Snowbird Ski Resort sita en Little Cottonwood Canyon, en plena cordillera de Wasatch sumida en límite Oeste de las Montañas Rocosas, dentro del estado norteamericano de Utah. Durante su niñez, ella y su hermano Johnny, -igualmente experto esquiador de freeride- compartieron un diminuto dormitorio mientras su padre trabajaba para el servicio de seguridad de la estación. Apenas cumplidos los dos años y de inmediato a haber aprendido a caminar, Angel ya se inició en el arte del esquí. Su madre posibilitó el ecológico nivel de vida de ambos hermanos mientras trabajaba enseñando a los niños de la comarca en una escuela de un solo aula. Durante los veranos, la familia exploraban los montes de los alrededores desplazándose en su furgoneta Ford, equipada hasta el grado de servir de campamento móvil; y así crecieron hasta que Angel cumplió los catorce años.

….

Los prolegómenos de los vástagos de la familia Collinson

….

El factor de haberse criado en medio de la más silvestre naturaleza aunado a su amor por la montaña le motivó para iniciar sus estudios de derecho ambiental en la Universidad de Utah años después. Durante el estío se organiza horario y calendario para optimizar al máximo su estancia al aire libre; escalar paredes rocosas, realizar descensos en kayaks y operar como guía de balsas en el Glacier National Park, sito en el cercano estado de Montana.

Habiendo sido corredora internacional de élite del equipo estadounidense de esquí alpino durante su adolescencia, Collinson abandonó la competición en 2009, una vez llegada a sus 19 años para empezar a participar en concursos de freeskiing en alta montaña; su hermano John fue quien la invitó a que probara el freeriding ski y no se lo pensó dos veces.

….

….

Un linaje de titanes

John Collinson no se queda atrás en la dispensa de homenajes que se están celebrando en el presente artículo en honor de la familia Collinson. Además de ser un destacado participante del Freerider World Tour año tras año, tuvo la osadía de culminar la cima del Everest con tan solo diecisiete años, convirtiéndose de ese modo en el más joven escalador que lograra tal distinción en aquellas fechas. Pero para alcanzar semejante cumbre, antes se había entrenado en coronar cada una de las famosas Siete cumbres (Seven Summits), que comprenden las siete cotas más altas en cada uno de los siete continentes del globo; las que serían, el Everest en Asia (8048 m.), el Aconcagua en Sudamérica (6962 m.), el Denali (McKinley) en Norteamérica (6198 m.), el Kilimanjaro en África (5893 m.), El Elbrús (5.642 m.) -o en defecto del pico caucásico Elbrús, también cuenta la cumbre del Mont Blanc 4810 m.)- en Europa. El Vinson Massif (4892 m.) en la Antártica, el Puncak Jaya (4884 m.) en Indonesia -o en su defecto el Mount Wilhelm (4509 m.) en Papúa, Nueva Guinea, incluidos en el segmento de Oceanía y el Mount Kosciuszko (7310 m.) en las tierras de Australia (también perteneciente al continente de Oceanía-.

….

This slideshow requires JavaScript.

….

A.and-J.Collinson-05bs

John Collinson, hermano menor de Angel, el que aleccionó a Angel a abandonar la competición en la Copa Mundial de Esquí Alpìno para dedicarse al freeride.

….

En su primer año participando en el Freeskiing World Tour, en 2010, ganó el título general en la categoría de novatas; y lo hizo triunfando en la última línea durante el último evento que se celebró en su villa, Snowbird, Utah; un galardón que volvió a conquistar en la siguiente temporada. Pero para el 2013, ya se había pasado a la especialidad de la filmación de secuencias de deportes de riesgo, formando parte del afamado elenco de especialistas que solían aparecer en los filmes de esquí extremo de la productora Teton Gravity Research (TGR).

….

Escenas ‘making of’ del equipo de Teton Gravity Research

….

Por entonces, en el entorno de las productoras de filmes de esquí, muy pocas mujeres tenían la oportunidad de llegar a la pantalla grande; ahora en cambio, Angel Collinson ya es una atleta estrella protagonista asidua en tales vídeos y ha ganado muchos premios por sus escalofriantes puestas en escena en dichas piezas cinematográficas; como anticipábamos al inicio del artículo, entre sus más sonados triunfos consta el haberse convertido en la primera mujer de la historia en ganar la ‘best line’ (mejor trazado) de los Powder Awards, certamen anual organizado por la revista Powder; un  laurel que se le concedió por la secuencia de imágenes grabadas durante su descenso por las escarpadas laderas nevadas de uno de los picos del macizo Chugach en Alaska.

….

….

Angel Collinson – ‘Non gravity ski’ en las montañas Chugach en Alaska. (Pulsar para ampliar imágenes).

….

La fatalidad tras la estela de unos esquíes: ‘Flyin Ryan’.

Durante sus dos años compitiendo en el Freeskiing World Tour, Angel Collinson nunca se ha situó por debajo del cuarto puesto. Pero a pesar de aquel exitoso inicio, el año después de que ganara su primer título en la disciplina su novio y compañero competidor, Ryan Hawks, falleció a causa de las lesiones sufridas en un accidente en el transcurso de otro evento de competición de freeride en Kirkwood, CA. Después de pasar los últimos momentos de Hawks con él, en un hospital de Reno, NV, hizo lo único que pudo hacer: Concluir la temporada y volver a ganar la competición.

“Ryan Hawks era una de esas personas que se sentían muy ligeras. Era acogedor y tenía un corazón abierto. Nuestra relación evolucionó desde el formato de una amistad muy juguetona a este gran romance de nuestros últimos días.”

“Me encantaba la forma en que él esquiaba. Debido a Ryan es por lo que voy a enfocarme en probar más trucos; sobre todo los mortales hacia atrás. Eso es lo que quería hacer de todos modos pero definitivamente Ryan me aleccionó a ser más juguetona como esquiadora.”

“Su muerte me ha enseñado mucho sobre la forma en que quiero contemplar el mundo ahora, tal y como como él lo hizo, enfocándose en detectar la belleza y la felicidad hasta en los más pequeños lugares y situaciones. Ese fue un regalo suyo que tuve mucha suerte de saber asimilar. Todavía me está enseñando eso.”

“Eres consciente de cuándo alguien te mira pensando hacia sus adentros que eres lo mejor de todo. Cuando me enamore nuevamente en un futuro… si me miran de la misma manera en que él lo hacía, entonces asumiré que la cosa irá bien.”

– Angel Collinson – 

….

A.Collinson-Rides-05b

‘Flyin Ryan’ Hawks y Angel Collinson

….

Desatando aludes a su paso

Angel afirma que lo que más le ayuda es enfocarse en apreciar las cosas simples, tal y como le indujo su compañero Ryan: y lo que le motiva aún más es esa sensación de deslizarse realmente rápido por las pendientes repletas de nieve polvo, con las fosas nasales congeladas y el murmullo de los árboles crujientes en un bosque que, instantes antes reposaba silencioso. Cabe pensar que la sensación de ir desatando aludes al afilado paso de sus esquíes también juegue un papel importante en esa detonación de adrenalina que sentimos todos los que en mayor o menor grado nos hemos entregado a esta insoslayable adicción.

En aquellas jornadas, Angel Collinson ya se expresaba con exultante jovialidad para las revistas más especializadas del gremio; y lo hacía en los siguientes términos:

“No estaría donde estoy ahora, en el mundo del esquí de montaña si no hubiera pasado tanto tiempo en el ámbito de la competición de esquí alpino convencional. Mi padre fue el que me instó a iniciar mi carrera como corredora. Siempre hemos compartido un vínculo fundamental con el esquí.”

“Cursaba una beca académica en la Universidad de Utah. El equilibrio entre la escuela y el esquí era difícil: tenía que sacrificarme en una área y en la otra y casi siempre daba el cien por cien de mí a la escuela. Pero durante este invierno no voy a asistir a clase y eso me hace estar muy emocionada.”

“Cuando llego al fondo de mi capacidad es cuando siento que estoy viva. Creo que muchas personas en este deporte son conscientes de que prefieren estar viviendo al límite en lugar de disfrutar de una vida mundana.”

“Siempre que me inscribo en una competición me doy cuenta de lo fácil que puede resultar acabar herida; porque hasta es posible morir practicando este deporte. Tal vez la nieve puede estar mal, podría haber peligro de avalanchas o quizás un exceso de luz plana. ¡Hay tantos factores en juego! Si añadimos el hecho de saltar por un acantilado de 60 pies o ejecutar trucos aéreos, todo a alta velocidad… entonces el riesgo deviene exponencial.”

– Angel Collinson – 

….

Mrs. Collinson. Un ángel con esquíes, en lugar de alas… levitando sobre las empinadas laderas del macizo Chugach en Alaska. (Pulsar para navegación en mayor definición).

….

El paraíso aguarda

Como se apunto anteriormente, el segmento de la trazada triunfal de Collinson quedó registrado en el metraje del filme Paradise Waits de la productora Teton Gravity Research; aquella radical bajada que acometió hizo historia y dejó traspuestos a los tres hombres encargados de inmortalizar el evento: Josh Daiek, James Heim (‘Fade to Winter‘, MSP Films) e Ian McIntosh (‘Paradise waits’, TGR); los tres igualmente consumados esquiadores, expertos en la modalidad freerider.

….

….

….

El trofeo a una praxis deportiva de altos vuelos

“Gracias a todos por todo lo que contribuyen, pero realmente pienso que éste galardón está dedicado a todos los hombres… que nos apoyan (a las mujeres) y nos conducen a su redil proporcionándonos todas estas oportunidades, apoyándonos y creyendo en nosotras. No estaría aquí sin vosotros.”

…comentó a la multitud Collinson, nacida en el estado de Utah (US), durante aquella gala de los Powder Awards celebrada en Salt Lake City.

Para aquellos no involucrados en la cultura del esquí profesional y en la del cine de los deportes extremos, puede que la gesta y la inversión de tiempo y esfuerzo de esta heroína del esquí no aparente ser un gran negocio y sin embargo implica un gran paso adelante. La última década ha supuesto un tremendo avance en el área del esquí de montaña de alto nivel dentro de la categoría femenina con cada vez más mujeres atraídas por él, logrando así que se acentúe la tendencia a la paridad de género.

“La victoria de Angel comporta una acertada decisión y habla mucho en pro de las esquiadoras;  su esquí es fascinante. Ella lo ejecuta a base de una maravillosa combinación de fluidez técnica, poder y gracia, incluso entre el caos de las masivas montañas que la rodean”.

…alegaba John Clary Davies, del magacín Powder, a GrindTV.

Collinson consiguió también el galardón a la mejor performance (actuación) femenina y ganó el Women’s Reader Poll, tomando el relevo de ese título de Ingrid Backstrom, que ya lo había ganado anteriormente durante nueve años consecutivos. Lo que nos resta culminar es la fecha en la que el género de los ganadores de este concurso de esquiadores intrépidos resulte un factor irrelevante.

….

Angel Collinson luce su trofeo como ganadora al mejor trazado de freeride ski de la temporada 2015-2016, concedido por el jurado de la revista Powder.

….

Nana koribi naoki

Haciéndose eco del famoso proverbio japonés ‘Nana koribi naoki’ (si te caes siete veces levántate ocho), Angel se las vio y deseó para superar un trance inédito a lo largo de su prodigiosa carrera deportiva. Probablemente se trate de una de las peores caídas jamás registradas por una cámara: Angel Collinson, sola en tránsito incontrolable por el hueco de un pasadizo rocoso de terror oscuro, cual misil desbocado y totalmente fuera de control, rebotando contra el suelo durante 1000 pies a lo largo de una cara repleta de hendiduras en las montañas Neacola, también en Alaska.

….

A.Collinson-Subjective-courridour-take-2

Angel Collinson. Toma subjetiva desde su cámara GoPro mientras se precipita a lo largo de un corredor de rocas.

….

Antes de que finalmente lograra detenerse jadeando al tiempo de comunicar por la radio: “Estoy bien, estoy bien”, el accidente fue enteramente filmado desde el helicóptero del equipo de grabación de la Teton Gravity Research (TGR). 

….

….

Unos momentos de tensión interminables se hicieron mella de la totalidad del equipo de rodaje, hasta que finalmente el “Ángel exterminador” se incorporó de su estrepitoso desplome luciendo en su interior apenas algunos diminutos moratones.

….

….

Aquel fue el invierno de 2015. Desde entonces, el video de YouTube de su accidente se ha vuelto viral, acumulando más de 800.000 visitas y haciendo que Collinson llegara a ser entrevistada en el matutino de noticias de la cadena norteamericana ABCGood Morning America.

….

….

Levántate y… esquía.

Más de un año después de aquel incidente, en abril del año pasado, Collinson volvió a Alaska, para continuar con su trabajo de grabaciones con la TGR y entonces fue cuando sufrió otro nuevo derribo. A pesar de no resultar tan aparatoso como el anterior, finalmente el batacazo fue más bastante más desastroso, provocando a la esquiadora una fractura de ACL (ligamento cruzado anterior); se trataba de la primera lesión importante en la carrera de esta esquiadora profesional. Inmediatamente voló a Salt Lake City, Utah, en donde se sometió a una cirugía y comenzó un largo período de recuperación de ocho meses.

….

Angel Collinson. Momentos después de su cirugía de ligamentos cruzados anteriores.

….

“Definitivamente fue un reto: no preveía hasta qué punto las lesiones pueden sentirse como una amenaza para su identidad. Siento que se trata de actitud y perspectiva. Justo cuando sucedió entendí que lo único de lo que tenemos control es nuestra actitud. Podemos elegir nuestra perspectiva sobre las cosas; así que, por entonces me sentía como meditando acerca de que…: ‘OK, es hora de aplicarse y ver cómo lo hago’ “. 

Así se confesaba Collinson, a sus 26 años, a la magacín Excelle Sports.

De tal modo inició la terapia física para rehabilitar su rodilla tan pronto como pudo, pero una vez en su casa, en Utah, se dio cuenta de que estaba demasiado distraída y tentada por sus amigos y el zumbido de la vida normal como para realmente poder aspirar a concentrarse seriamente en la curación del modo en que lo necesitaba. Así que hizo sus maletas y durante el verano se mudó a Lake Tahoe, en California, con el fin de permanecer allí durante unas semanas a fin de trabajar con un entrenador especializado en rehabilitación para los atletas de élite. Aquella fisioterapeuta había sido stand-up paddleboarding y profesional de ciclismo de carretera.

“Trabajé en la sola idea de sentirme bien enfocándome en relajarme y permanecer inmóvil”.

…comentaba Collinson acerca de aquellos momentos.

Sin embargo, el hecho de quedarse sentada no resultaba un remedio natural para Collinson. Incluso después de su gran caída en las montañas de Neacola -o quizás debido a ello- Collinson parecía imparable; pero después de su traumatismo en el ligamento anterior cruzado las cosas cambiaron; sabía que era hora de tomar un descanso en términos mayúsculos. Así que después de su viaje de rehabilitación a Tahoe, reservó un billete para Maui con la idea de trabajar con el entrenador de la esquiadora campeona olímpica y del campeonato mundial de esquí, Julia Mancuso, pasando más de un mes allí, entre noviembre y diciembre de aquel aciago año.

“Para donde quiero estar este invierno, para sentirme realmente segura, no voy a poder rendir el 80 por ciento. Sabía que tenía algo de terreno que compensar;  así que me aislé en este lugar donde no había nieve. Podría priorizar mi rodilla sobre todo lo demás. Era un paraíso aislado y hasta una especie de edén personal”.

…alegó Collinson al respecto de su tratamiento terapéutico en ciernes.

En Hawai, Collinson pasó siete horas al día en el gimnasio, trabajando en la recuperación de fuerza, equilibrio y explosividad en su pierna, haciendo ejercicios de saltos sobre caja, squats divididos así como carreras de sprint completo para, a posteriori detenerse sobre una sola pierna. Continuó caminando por los bosques de bambú, bebió batidos de piña y nadó en el océano.

….

Angel Collinson. Sesiones de rehabilitación en Maui, Hawaii, US.

….

“Me retiré totalmente, lo que no es normal para mí. Pero creo que es importante que nos tomemos el tiempo necesario para replantearnos nuestras vidas y darnos tiempo a meditar sobre lo que nos sucede”.

….

Terapias alternativas para la recuperación de lesiones

Collinson encontró sumo respiro en las terapias alternativas. Probó con la acupuntura así como con los trabajo de energías propios de las técnicas orientales del reiki; asimismo se dejó aconsejar por un naturópata y un kinesiólogo. También intentó la técnica de liberación activa (ART, por sus siglas en inglés); se trataba de una terapia de tejidos blandos que, según ella, ayudó a reactivar los músculos que podrían haberse apagado durante su recuperación.

En enero, Collinson estaba ya de vuelta en Utah y lista para realizarse un testeo en la nieve. Comenzó a correr suavemente; al principio se aplicó lenta y sencillamente. A los dos días volvió a introducirse fuera de pista anticipando su primer paso para regresar al freeski.

“Me sentía muy bien, confiada en mi fuerza gracias a todo ese trabajo que había hecho. Mi rodilla se apreciaba sólida. Todavía me resta trabajo por hacer pero tengo una renovada estima por el esquí.”

A inicios de este año 2017 y una vez ya con recuperadas energías, Collinson afirmaba estar lista para regresar a Alaska y concentrarse de nuevo en filmar con TGR. La posibilidad de experimentar otra caída todavía le asustaba, pero aducía que, finalmente de lo que se trataba era tan solo de aplicarse en un proceso mental diferente.

“Me estoy dejando llevar a los solos fines de divertirme por el mero hecho de esquiar de la forma más fácil, sin presión ni expectativas.”

….

A ‘goofball’ freeskier girl, Angel Collinson. We love the way you ski; we love the way you feel; we love the way you are.

….

 

DubStep tracks embeds for freeski addicts

https://soundcloud.com/dangerbee

….

People are awsome. Freeride skiers, are unique. (Winter 2016 edition)

….

Inolvidable secuencia de escenas de esquí freeride, surf, skating y freeski compiladas de manera indómita, importadas del canal YouTube del usuario ‘People are Awesome‘.

….

Fuentes, referencias y enlaces a artículos, dosieres e imágenes.

Angel’s song (by John Clary Davies)

Angel Collinson beats out men for ‘Best line’

How Angel Collinson came back from two epic falls and injury to ski world’s steepest slopes again (by Megan Michelson; Feb 15, 2017)

The Truth: Angel Collinson – On love, risk, and back flips. (By Sally Francklyn; Jan 26, 2012)

Angel Collinson – Freeride

Angel Collinson on skiing and filming in Alaska

Angel Collinson on filming with TGR in Alaska

Angel Collinson official web site

Teton Gravity Research official web site

The TGR current staff

ABC News – Teen Sets Mountain-Climbing Record

The Salt Lake Tribune – Climb of his life: Utah teen Johnny Collinson summits Everest

Seth (Morrison), Sage (Cattabriga Alosa), (Cody) Townsend, and (Todd) Ligare session Jackson Hole

Il salto più famoso di Seth Morrison

Sage Cattabriga Alosa – Life, Art and Skiing

Dana Flahr: Rock Ride To Big Air – Behind The Line Season 3

Staying Power: The Ian McIntosh Profile

10 of the greatest american freeskiers of all time

Ryan Hawks, 1985-2011

Flyin Ryan Foundation

Watch the best videos from 30 years of freeskiing

Swatch Skiers Cup 2015

Dave Norehead photography

Blake Jorgenson photography

Web oficial del fotógrafo de deportes de riesgo y freeski, Adam Clark.

2016 ‘Tight Loose’ TGR Premiere

Extreme Skiing Compilation: Best Lines of 2015

Top 5 Speed Lines on the Freeride World Tour

….

….

-[ Artículo iniciado el 7 de octubre de 2017. Publicado el 7 de marzo de 2020 ]-

-[ Header image and Photoshop collages and editions by Digital Imagine TV ]-

….

 

Hans Gmoser. Heliski en Cariboos, British Columbia, Canadá.

….

-(Artículo en construcción)-

La historia del heliski. Hans Gmoser.

Dentro del apartado de deportes extremos el heliski es uno de los que más leyenda acumula por cuanto su historia se viene a remontar hacia mediados de los 60 del pasado siglo y podría decirse que su génesis fue debida al ingenio, talento y pasión de una sola persona; un montañero adicto y esquiador profesional que emigró de Europa a Canadá en sus años de juventud asentándose por aquellas tierras y fundando toda una compañía pionera en la organización de tours de montaña y aventura en la que, apenas tuvo oportunidad, incluyó el servicio de heliski como oferta estrella en sus programas.

Heliski que, a falta de una definición oficial recogida en el RAE habría de traducirse como el esquí con helicóptero, artefacto utilizado para acceder a las cimas a las que no llegan los remontes mecánicos típicamente dispuestos en los centros de deportes de invierno de todo el mundo.

Durante la década de los 50 ya se usaron helicópteros en Alaska y Europa para disponer de acceso a enclaves más bien inalcanzables, especialmente en la alta temporada invernal; sin embargo, tal y como se apuntaba en el párrafo anterior, el inicio de esta práctica en términos puramente deportivos se atribuye a Hans Gmoser, quien lo experimentó por vez primera en el año 1965.

….

1963 Hans Gmoser - 001b.JPG

….

Aun habiendo nacido en la ciudad austriaca de Linz en 1932, Johann Wolfgang ‘Hans’ Gmoser fue uno de los pioneros en la escuela de alpinismo moderna de Canadá a donde arribó en 1951 junto con su amigo Leo Grillmair para escapar de la rutina de la posguerra europea, y desde aquel entonces se convirtió en uno de los principales promotores del montañismo y responsable en gran medida de la creciente popularidad de la escalada, el esquí y la profesión de guía de montaña, hasta el punto de llegar a ser considerado como una eminencia en los círculos del montañismo canadiense.

Los logros como alpinista de Hans durante las dos décadas siguientes de su llegada a su nueva patria son numerosos y una somera lista incluiría las más tempranas ascensiones del Monte Alberta y el pico de Bruselas, dos de los desafíos más difíciles en las Montañas Rocosas sitos en el Jasper National Park del estado de Alberta; así como un notable ascenso de la cresta oriental del Monte Logan en 1959 y también una nueva ruta en la cara norte del McKinley (Denali) en 1963 que es la cumbre más alta de Norteamérica.

….

….

Como esquiador, fue pionero en la demarcación de nuevas travesías de esquí de alto nivel en las montañas Purcell y en la cresta de las Montañas Rocosas desde Kicking Horse Pass hasta Columbia Icefield. Para los jóvenes escaladores canadienses y esquiadores de montaña fue todo un icono e inspiró a varias generaciones de montañeros principiantes.

Pero fue como guía de montaña como realmente dejó su huella. En 1953 empezó a dirigir las travesías de esquí para sus clientes Erling Strom y Lizzie Rummel, cerca del Monte Assiniboine. Lizzie se convirtió en un amigo cercano y confidente, al igual que Fred Pessl uno de los primeros clientes de Hans.

….

….

En aquella época fue cuando algunos de sus clientes y amigos que portaban cámaras de 16 milímetros para inmortalizar sus aventuras alpinas le invitaron a Gmoser a utilizar las imágenes a fin de promocionar su negocio; aceptando aquella invitación, Gmoser editó el metraje produciendo 10 películas entre 1957 y 1968, en las que él mismo narraba los contenidos con su pintoresco acento austriaco, lo cual no estaba nada mal para alguien que no comenzó a hablar Inglés hasta 1951.

Realizó giras con aquellos films a través de Canadá año tras año, llegando a los Estados Unidos para mostrar su producción en San Francisco y Los Ángeles. En cierta ocasión en Detroit, hasta 2.500 personas acudieron a escucharle.

Su público conserva magníficos recuerdos de tales presentaciones: Hans al micrófono con su suéter de esquí austríaco, aquellas gloriosas imágenes de esquí y escalada mostradas en la pantalla acompañadas de las más bellas piezas de música clásica y el entusiasmo y la elocuencia con la que transmitía su discurso producía en la audiencia la sensación de estar in situ en aquellos escenarios que mostraba en sus charlas; de tal modo, aquellas giras hicieron que muchos de sus oyentes se iniciaran en densos y elongados romances con el montañismo.

….

Powder skier-06b

….

Algunas cintas correspondían a ascensiones de varios días al McKinley o al Monte Logan mientras que otras mostraban algunos paraísos para esquiadores como el Paso de Rogers en la Columbia Británica o los de Sunshine Meadows de Alberta, donde los trayectos eran largos, la nieve en polvo muy profunda y cualquier tipo de remonte mecánico brillaba por su ausencia.

Cineastas como Miller, Dick Barrymore y John Jay se enfocaron en lo que venía sucediendo en aquellos complejos turísticos; el temari0 de Gmoser se fue haciendo más sólido y atractivo a medida que avanzaban en la empresa de escalar las laderas que planeaban descender esquiando a posteriori.

Aquellos films fueron digitalizados recientemente y compilados en la ‘Hans Gmoser Film Collection’; concretamente en 2010, cuando un viejo amigo de Gmoser también alpinista afamado, Chic Scott, tuvo la idea de restaurarlos mientras se encargaba de confeccionar su biografía, aunque el trabajo fue más arduo de lo inicialmente previsto.

El metraje de Moser redigitalizado en 2014

La Montreal Gazette anunciando la restauración del material de Gmoser

La colección de películas de Hans Gmoser recuperadas por Chic Scott


No hay 10 guiones, y son 10 películas“,

….dijo Scott.

Hay 133 latas de películas, hay grabaciones de trabajo, impresiones de liberación … algunas películas han tenido partes cortadas de ellos.

….

Finalmente Marg Saul y Chic Scott con la ayuda del cineasta Will Schmidt restauraron detalladamente el material añadiendo voz y música.

De tal modo hoy día es posible experimentar la magia de los films de Hans tal como fue apreciada hace más de 50 años. Por añadidura se realizaron 14 entrevistas con las gentes que en su día protagonizaron aquellas escenas que también se incluyen en los DVD. El conjunto de los 10 DVDs comporta aproximadamente unas 20 horas de visionado y están disponibles en el WhyteMuseum de las Montañas Rocosas Canadienses, en la ciudad de Banff.

Aunque gracias a la gentileza del propio WhyteMuseum, se dispone de parte de aquel suculento material en la red:

….

….

Tras los primeros experimentos de unos pocos esquiadores europeos y de Alaska con helicópteros en los 50’s, el geólogo de Calgary Art Patterson convenció a Gmoser, residente en Banff, para guiarle en una incipiente empresa de heliski comercial en 1963. Desafortunadamente sus dos intentos fueron a todo punto desastrosos: Costosos, con nieve ‘manky’ sumada a los fuertes vientos que finalmente abatieron el minúsculo, Bell 47, de 178 caballos y dos plazas. Patterson abandonó y Gmoser lo apartó de su mente hasta que en el transcurso de una gira exhibiendo sus películas por los Estados Unidos conoció al corredor olímpico Brooks Dodge.

En un vuelo de regreso de Europa estaba pensando en cómo, en los años 60, [los europeos] eran cerdos en polvo como nosotros, así que el polvo bueno se cortaría en un día, y que teníamos que salir a algún lugar en el oeste de Canadá-tal vez utilizar un avión de esquí o un helicóptero“,

…recuerda Dodge en Topher Donahue Bugaboo Dreams (2008).”

….

Tras una de sus exhibiciones cinematográficas -nada menos que…- en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), en la que una de sus filmaciones de tours de esquí había incluido el plano de un helicóptero descargando víveres y equipo, Dodge preguntó a Gmoser si pensaba que podría ser posible utilizar un helicóptero para esquiar. Dadas las pruebas de aquellos primeros intentos con su ex-socio Patterson, Gmoser se resistió a acceder, pero Dodge fue ciertamente persuasivo.

Se trataba de una asociación típica: El impetuoso estadounidense con recursos económicos y clientela y el circunspecto guía de montaña canadiense al uso; en este caso además, inmigrante de la Europa de la posguerra que conocía su camino alrededor del laberinto de montañas de la Columbia Británica canadiense.

….

Angel-Collinson-HD-34-2as

….

Un lugar que Gmoser no conocía bien era el de los Bugaboos, un área de escalada rocosa relativamente desconocida situada en los Purcells, más concretamente justo más allá del tablero de ajedrez de los parques nacionales que, en cualquier caso, haría difícil el heliski en las Montañas Rocosas. En una de sus rutas de aquella primavera, Gmoser se adentró en los Bugaboos con un equipo ‘crack’ y le gustó lo que vio.

Con Dodge todavía entusiasmado con el ascensor grande y Gmoser sintiendo que ahora había encontrado el lugar aislado perfecto para ejecutarlo, Dodge y su esposa pastorearon su club de esquí hacia el oeste a B.C. En 1965 en lo que fue Garantizado para ser una aventura sin dinero de vuelta. Como resultó, la primera semana de heliski en la gama, cuyo nombre sería para siempre sinónimo de la actividad, fue de siete días de polvo perfecto y cielo bluebird. Para todos, la experiencia era claramente trascendente.

El hombre siempre ha querido volar, y cuando inventó el esquí -a menudo elogiado como lo más parecido a volar sin salir de la Tierra- llegó muy cerca. Pero la visión de Gmoser de alas para volar a través del desierto de la montaña y experimentar la verdadera libertad en los esquís enlazó estas dos ideas.

….

Hans Gmoser 2019-01X1

…..

La idea de Gmoser era tan grandiosa como las montañas en las que se concibió: el sueño de un día de polvo perfecto en montañas espectaculares con amigos puede ser un ideal que ha existido desde el comienzo del esquí, pero estaba consagrado en los tres principios de la experiencia de CMH: La alegría épica del esquí en polvo; La camaradería forjada en ella; Y el poder restaurador de las montañas. Gmoser transmitió apasionadamente tanto como un guía de montaña, ya sea evangelizando con los clientes o con una multitud viendo sus películas.

Cuando finalmente empleó un helicóptero para volver a imaginar el esquí al servicio de estos conceptos, cambió todo y nada. Ahora era posible entregar el sueño continuamente desde un entorno de refugio basado en una épica zona de nieve. Pero ese sueño, el ideal del esquiador, nunca cambia. Cincuenta años más tarde, experimentar ese sueño todavía puede cambiar tu vida, tal vez más que nunca. Y CMH sigue estando a la vanguardia de su entrega.

Por su parte, a lo largo de los años, la profunda conexión de Gmoser con el mundo alpino le hizo elegido miembro honorario del Club Alpino de Canadá (1986), otorgado la Orden de Canadá (1987), dado el Premio de la Cumbre de Excelencia del Festival de Cine de Montaña de Banff (1989), fue nombrado miembro honorario de la Federación Internacional de Asociaciones de Guías de Montaña (1992) y elegido Presidente Honorario de la Asociación de Guías de Montaña Canadienses (1997). La carrera de Gmoser en las montañas, desafortunadamente, tendría un triste final.

El 3 de julio de 2006, el siempre activo ciclista de 75 años andaba solo, como lo hacía frecuentemente, cuando se desplomó al lado de la carretera en el área de picnic Muleshoe cerca del lago Louise, rompiéndose el cuello. A pesar de que los testigos llamaron a los servicios de emergencia y Gmoser fue evacuado al hospital, todas las esperanzas de recuperación se evaporaron cuando falleció dos días después.

El derramamiento fue inmediato. Muchos lamentaron la pérdida del pionero y visionario que sentó las bases del alpinismo moderno en Canadá y creó una nueva manera de acceder a las montañas para arrancar. “Es una pérdida asombrosa”, dijo el luminoso escalador Barry Blanchard. “Fue una figura paterna para un par de generaciones de jóvenes guías de montaña”.

Chic Scott, autor de Deep Powder y Steep Rock: La Vida de la Guía de Montaña Hans Gmoser, lo elogió como…

“…la éminencia grise del montañismo canadiense“.

….

Como señaló el portavoz de CMH, Marty Von Neudegg, toda la compañía quedó atónita. “Estamos profundamente tristes … Hans era un hombre increíblemente grande, la razón por la que estamos todos aquí. Miles han trabajado en CMH, decenas de miles han disfrutado de lo que él creó … esto es realmente duro para nosotros “.

Aunque la pérdida fue particularmente sentida a lo largo de toda la familia de CMH -una grande en estos días con 11 casas de campo, 20 millones de kilómetros cuadrados de tenencia y 9,5 millones de esquíes para unos 18 mil millones de pies verticales de felicidad en polvo- los números son sólo una medida de éxito. Al final, el entusiasmo de Gmoser por atraer más gente a las montañas honra mejor su legado: “¿Qué estábamos tratando de hacer? … Inhalar y respirar de nuevo la vida … Nos rebelábamos contra una existencia llena de valores distorsionados, contra una existencia donde un El hombre es juzgado por el tamaño de su sala de estar, por la cantidad de cromo en su coche. Pero aquí estábamos otra vez: sencillos y puros. Amigos en las montañas.

….

1959 Hans Gmoser climbing-1Xa

….

En 1968, el negocio de heliski (rebautizado más tarde como Canadian Mountain Holidays – CMH) ya era lo suficientemente serio como para exigirle toda su atención; de manera que dejó de hacer películas y archivó sus viejos carretes, primeramente en un cobertizo para más tarde depositarlos en los archivos del Museo Whyte.

A pesar de que Hans adoraba el esquí tradicional finalmente pasó a la historia como el padre y fundador del deporte del heliski. En 1965 fue cuando ofertó las primeras dos semanas de heliski comercial apoyándose en la infraestructura de un viejo campamento maderero en las montañas de Bugaboo, cerca de Radium, BC (Columbia Británica, Canadá). Más tarde y con base en Banff, su recién inaugurada compañía, la Canadian Mountain Holidays (CMH) construye el Bugaboo Lodge en 1967, la primera de una docena de infraestructuras dedicadas a la práctica del heliski.

El heliski prosperó entonces dado que la época era la idónea pues la tecnología de los primeros helicópteros-jet inició su desarrollo.

De tal modo en 1968, el lujoso Bugaboo Lodge estaba abierto, acogiendo a la clientela de alto poder adquisitivo de todo América del Norte y Europa. Hans Rocky Mountain Guides Ltd. creció hasta convertirse en Canadian Mountain Holidays (CMH), llegando a dar empleo a unos 500 empleados y disponiendo de una docena de sucursales esparcidas por todo el interior de la Columbia Británica.

….

….

Con base en Banff, su empresa Canadian Mountain Holidays (CMH) construye el ‘Bugaboo Lodge’ en 1967, el que sería el primero de una docena de centros de turismo y alojamiento de montaña diseñados ad hoc y ex profeso para la práctica del heliski.

La primera ‘rotación’ experimental de heliski dirigida por Gmoser tuvo lugar en 1967 en la ladera frontal de las Montañas Rocosas, no lejos de Canmore.

….

….

Hans estuvo por supuesto en el sitio justo en el momento adecuado, pero también era el hombre apropiado para el trabajo. Desarrolló una industria en torno al heliski trenzando lazos sólidos con las comunidades más tradicionales del alpinismo y los guías de alta montaña a la vez de haber sentido para sus adentros que la práctica de heliski era una especie de experiencia salvaje para compartir con su gente en los desiertos… de nieve.

Hans nunca olvidó a los primeros amigos que hizo en las montañas. Ellos le apoyaban cuando necesitaba ayuda y Hans hacía honor a la confianza que aquellos le otorgaban en muchas ocasiones organizando años después la llamada  “Semana de la Nostalgia” en su casa de campo en los Bugaboos invitando a sus primeros clientes y seguidores a unirse a él durante una semana de heliski.

Después de haber fundado la compañía Rocky Mountain Guides que más tarde, tras ser catapultada por el auge del heliski se convertiría en Canadian Mountain Holidays (CMH) Hans también fue miembro fundador de la Asociación de Guías de Montaña Canadienses (ACMG) y su primer presidente técnico, además del primer director de la Fundación Canadiense de Avalanchas. A lo largo de su carrera tomó un gran interés en los asuntos de los guías de montaña y durante varios años fue el presidente honorario de dicha asociación.

Los esfuerzos pioneros de Hans en el desarrollo del esquí y el heliski crearon una industria que hoy emplea cientos de guías y miles de personal de apoyo.

Más allá de todos estos grandes logros en realidad Hans era simplemente un hombre notable que inspiraba lealtad y al tiempo podría convertirse en el amigo para toda la vida. El prototipo de persona que, en palabras de Rudyard Kipling…

…”podía caminar con reyes sin perder el trato cercano y común“.

….

Entre sus amigos y clientes Gmoser contó con el primer ministro Trudeau (a quien guió a Bugaboo Spire), así como con el rey de España y los reyes de Noruega.

….

….

En algún momento escribió:

Nuestro principal objetivo es ofrecer a nuestros huéspedes una montaña segura y y una experiencia al aire libre educativa. Queremos que nuestros clientes se sientan cómodos y respiren en nuestros lodges como en sus casas. Deseamos mantener nuestras logias libres de los ruidos e imágenes electrónicas que invaden nuestras vidas por todas partes últimamente. Nos consideramos intrusos en una de las pocas áreas naturales contiguas que quedan en el mundo. Por lo tanto, pedimos a nuestros huéspedes que ellos, junto con nosotros, respeten la santidad, el silencio y el espíritu de estas maravillas naturales que tenemos el privilegio de compartir “.

….

….

Hans conoció a su esposa, Margaret MacGougan, esquiando en el Stanley Mitchell Hut y se casaron en 1966. Han vivido todos estos años en la misma modesta casa en Harvie Heights (cerca de Canmore) y tienen dos hijos, Conrad (Lesley) y Robson Que es una guía de esquí como su padre) y dos nietos.

Durante sus últimos años Gmoser evitó ser el centro de atención a fin de enfocarse en disfrutar de sus dos actividades favoritas: El esquí de fondo en invierno y el ciclismo en verano. Aunque durante los 50, 60 y 70 sentó las bases del alpinismo moderno en Canadá. Fue prácticamente pionero en la escalada en roca, la alpina y la expedición, popularizando el montañismo y el esquí de travesía además de copartícipe en crear la asociación profesional de guías de montaña canadiense.

Hans fue ciertamente venerado a lo largo de su vida profesional y llegó a recibir membresías honoríficas en el Club Alpino de Canadá y la Federación Internacional de Asociaciones de Guías de Montaña, así como un doctorado honorífico de la Universidad de Rivers Thompson. Fue elegido para el cuadro de honor del esquí canadiense y para el Salón de la Fama de esquí nacional de los Estados Unidos. Recibió el Premio de la Cumbre de Excelencia del Festival de Cine de Montaña de Banff y en 1987 fue galardonado con la Orden de Canadá. En el 2006 fue nombrado inductor-fundador en el Salón de la Fama del Turismo Canadiense. Por aquellas fechas Hans comentaba:

Mirando hacia atrás, he tenido una vida interesante. Pasé mi tiempo en las montañas. Me desempeñé como hombre de negocios. ¿Qué más puedo pedir?

….

A través de sus películas y después por medio del esquí con helicóptero hizo famosas mundialmente a las montañas de Canadá.

Hans Gmoser falleció el 5 de julio de 2006 debido a las lesiones sufridas en una caída mientras circulaba en bicicleta por la autopista 1A cerca de Lake Louise. Su fallecimiento marcará el fin de una era grandiosa a la par de interesante y creativa en la región montañosa del oeste de Canadá.

Según sus deseos no hubo funeral ni servicio conmemorativo.

….

….

Los idealistas artículos que escribió en el Canadian Alpine Journal sonaban a música para los oídos más jóvenes ansiosos por lograr un estilo de vida alternativo: “¿Qué tratábamos de hacer? ¿Estábamos tratando de demostrar algo? ¿Tratando de matarnos? – ¡No! Simplemente queríamos inhalar y exhalar vida una y otra vez. Nos rebelábamos contra una existencia que el género humano se impuso a sí mismo; contra una existencia repleta de valores distorsionados, donde un hombre es juzgado por el tamaño de su sala de estar, por la cantidad de cromo que porta en su coche, y etc.; mientras nosotros nos hallábamos de nuevo por aquí, sencillos y puros; como simples amigos en las montañas”.

Cada vez que miro desde las cimas de las montañas que alcanzo durante el verano, puedo ver cientos de fantásticas pistas de esquí, y el deseo de navegar por esos lejanos campos de nieve crece tan fuerte dentro de mí me duele … mientras miro hacia abajo desde los picos, Sintiendo que un hombre debe tener alas para llevarlo donde van sus sueños. Como no somos ángeles, un par de esquís es un buen sustituto.

….

De hecho, hoy dia el negocio parece seguir su rumbo propio; su website funciona de maravilla, sus vídeos en YouTube están realizados con una producción memorable y lo único que produce dejarse embelesar por su publicidad es más y más adicción al deporte más excitante de todos cuantos existen.

….

cmh-logo-001….

….

….

Breve biografía de Gmoser en .PDF

….

Fuentes:

https://www.skiinghistory.org/lives/hans-gmoser

http://globalnews.ca/news/1120116/historic-canadian-ski-films-by-hans-gmoser-restored/

https://crowfootmedia.com/2015/12/09/ski-banff-ultimate-timeline/

https://crowfootmedia.com/2015/12/09/ski-banff-ultimate-timeline/

https://www.skibig3.com/history/

http://globalnews.ca/news/1120116/historic-canadian-ski-films-by-hans-gmoser-restored/

http://www.montrealgazette.com/entertainment/Historic+movies+Banff+based+alpine+legend+Hans+Gmoser+lovingly+restored/9453632/story.html

http://www.chicscott.com/books.htm

http://thesnowmag.com/wing-man-hans-gmoser-cmh-heli/

….