La noción de las causas dependientes - Nagarjuna

Discurso de las causas

….

El surgimiento condicionado

Con la ignorancia como condición, surgen las formaciones mentales.

Con las formaciones mentales como condición, surge la consciencia.

Con la consciencia como condición, surge el nombre y la forma.

Con nombre y forma como condición, surgen los órganos sensoriales.

Con los organos sensoriales como condición, surge el contacto.

Con el contacto como condición, suge la sensación.

Con la sensación como condición, surge el deseo.

Con el deseo como condición, surge el aferramiento.

Con el aferramiento como condición, surge el devenir.

Con el devenir como condición surge, el nacimiento.

Con el nacimiento como condición, surge el decaer, la vejez y la muerte.

….

Mientras la ignorancia no deviene erradicada, idéntico proceso se reaunuda sin fin.

El trasiego budista trata de erradicar la ignorancia a fin de romper tamaño drama de concatenación de eslabones, en un proceso denominado ‘nibbana‘ o ‘nirvana‘: La interrupción del progreso de esa cadena.

….

Thangka - Rueda de la vida - Rayos del saṃsāra

Trongsa dzon – Thangka – Rueda de la vida – Rayos del saṃsāra

….

Maha-nidana Sutta o “Discurso de las causas”

El surgimiento condicionado se desarrolló con inédito detalle en el texto denominado ‘Maha-nidana Sutta o ‘Discurso de las causas’. Viene a desarrollar una formulación elaborada del mero hecho y proceso de existir así como de qué manera los seres vienen a estar atrapados por el desconocimiento total en semejante bucle imparable de pena y de sufrimiento.

Este proceso viene a operar de forma continuada y constante, presuponiendo una explanación que abarca igualmente la duración de las vidas pretéritas… -en su totalidad, como de la vida actualmente en vigor- …y esclarecerlo instante tras instante.

Por lo tanto el ‘ser’ supone un ámbito de percepción y vivencia que se genera y derriba momento tras momento.

….

La noción de las causas dependientes - Nagarjuna

La noción de las causas dependientes – Nagarjuna

….

Doce eslabones

La originación dependiente contiene doce eslabones:

  1.  Avidyā: Ignorancia.
  2.  Samskāra: Formaciones mentales.
  3.  Vijñāna: Consciencia.
  4.  Nāma Rūpa: Nombre y forma (pre-materialidad).
  5.  ŞaDāyatana: Sensorialidad (organos sensoriales).
  6.  Sparsha: Contacto.
  7.  Vedanā: Sensación.
  8.  Tŗşņa: Deseo, Querencia.
  9.  Upādāna: Aferramiento.
  10.  Bhava: Devenir.
  11.  Jāti: Nacimiento.
  12.  Jarā-maraņa: Decaimiento, vejez, muerte.

….

El trance causas y efectos soñado por Nagarjuna

El trance de las causas y efectos soñado por Nagarjuna

….

Pratītyasamutpāda

Se trata de un concepto fundamental tanto en el budismo per se como en la práctica totalidad de sus escuelas.

Esta noción considera que los fenómenos se generan de forma dependiente entre sí, por sus relaciones de causa y efecto. En su desarrollo se explica el cómo y el por qué los seres devienen retenidos prisioneros por causa de su ignorancia, en un proceso cíclico de sufrimiento incesante denominado ‘Samsara‘.

Este proceso está relacionado, tanto con el desarrollo y duración de los eventos de vida anteriores como con los de la actualmente en curso; aunque igualmente está vinculado con el funcionamiento ordinario de la mente, momento tras momento.

Se expresó en los doce Nidānas (Pali: dvādasanidānāni, Sánscrito: dvādaśanidānāni) del Budismo).

….

….

-[ Photoshop edits by Digital Imagine TV ]-

….

Lineage of the whisper

….

Tilopa’s Chant of Mahamudra

-[ Video imported from ‘Unself yourself’ YouTube channel. Published 6 february 2014

…/…

….

….

I, Tilopa, have nothing to reveal. You should know it yourself through inward examination.

Tilopa Audio (‘Tantra’): David Parsons

….

Tantra Colophon Tilopa’s Mahamudra instruction to Naropa in twenty eight verses was transmitted by the great guru and Mahasiddha Tilopa to the Kashmiri Pandit, Sage and Siddha, Naropa, near the banks of the river Ganga upon the completion of his Twelve Austerities.

Naropa transmitted the teaching in Sanskrit in the form of twenty eight verses to the great tibetan translator Mar pa Chos kyi blos gros, who made a free translation of it at his village of Pulahari on the Tibet – Bhutan border.

This text is contained in the collection of Mahamudra instruction called the Do ha mdzod brgyad ces bya ba Phyag rgya chen po’i man ngag gsal bar ston pa’i gzhung, which is printed at the Gyalwa Karmapa’s monastery at Rumtek, Sikkim.

The Tibetan title is:

Phyag rgya chen po’i man ngag, or Phyag rgya chen po rdo rje’i tsig rkang nyi shu rtsa brgyad pa.

….

This translation into English has been done by Kunzang Tenzin in 1977, after transmission of the oral teaching by Khamtrul Rinpoche in Tashi Jong, Kangra Valle. ]-

….

Tilopa-statue-1bs

-Tilopa sculpture-

….

Chant of Mahamudra

 

Mahamudra is beyond all words and symbols;

but for you, Naropa, earnest and loyal, must this be said:

 

The Void needs no reliance; Mahamudra rests on naught.

Without making an effort, but remaining natural…

one can break the yoke… thus, gaining liberation.

 

If one looks for naught when staring into space,

if with the mind one then observes the mind,

one destroys distinctions and reaches Buddhahood.

 

The clouds that wander throught the sky have no roots, no home,

nor do the distinctive thoughts floating through the mind,

once the Self-mind is seen… discrimination stops.

 

In space, shapes and colors form,

but neither by black nor white is space tinged.

From the Self-mind all things emerge;

the mind by virtues and by vices is not stained.

 

The darkness of ages cannot shroud the glowing sun;

the long eons of Samsara neither can hide the mind’s billiant light.

 

Though words are spoken to explain the Void,

the Void, as such, can never be expressed.

Though we say… ‘the mind is a bright light’,

it is beyond all words and symbols.

 

Although the mind is Void in essence,

all things it embraces and contains.

 

Do naught with the body but relax;

shut firm the mouth and silent remain;

empty your mind and think of naught.

 

Like a hollow bamboo rest at ease your body.

Giving not nor taking, put your mind at rest.

 

Mahamudra is like a mind that clings to naught.

Thus, practicing in time, you will reach Buddhahood.

 

The practice of mantra and perfections,

instructions in the Sutras and precepts,

and teaching from the schools and scriptures

will not bring realization of the innate truth.

 

For if the mind, when filled with some desire,

should seek a goal… it only hides the light.

 

One who keeps the tantric precepts yet discriminates,

betrays the vows of awakening (samaya).

 

Cease all activity; abandon all desire;

let thoughts rise and fall…

as they will be like the ocean waves.

 

One who never harms the Non-abiding

nor the principles of non-distinction,

upholds the Tantric precepts.

 

He who abandons craving

and clings not to this or that,

perceives the real meaning given in the scriptures.

 

In Mahamudra all one’s sins are burned;

in Mahamudra one is released from the prison of this world.

 

This is the Dharma’s supreme torch.

Those who disbelieve it are fools…

who ever wallow in misery and sorrow.

 

To strive for liberation one should rely on a guru.

When your mind receives the guru’s blessing

emancipation is at hand.

 

Alas, all things in this world are meaningless;

they are but sorrow’s seeds.

 

Small teachings lead to acts.

One should only follow teachings that are great.

 

To transcend duallity is the kingly view.

To conquer distractions is the Royal practice;

the path of No-practice is the way of the Buddhas.

One who treads that path reaches Buddhahood.

 

Transient is this world;

like phantoms and dreams, substance it has none.

Grasp not the world nor your kin.

Cut the strings of lust and hatred;

meditate in woods and mountains.

 

If without effort you remains loosely in the ‘natural state’,

soon Mahamudra you will win

and attain the ‘Non-attainment’.

 

Cut the root of the tree and the leaves will wither;

cut the root of your mind and Samsara falls.

 

The lights of any lamp dispels in a moment

the darkness of long kalpas;

the strong light of the mind will make burn,

like a flash… the veil of ignorance.

 

Whoever clings to mind

sees not the truth of what’s beyond the mind.

Whoever strives to practice Dharma

finds not the truth of ‘Beyond-practice’.

 

To know what is beyond both, mind and practice…

one should cut cleanly through the root of the mind

and state naked.

In this way, one sets aside all distinction…

and stay calm.

 

One should not give and take but remain natural,

for Mahamudra is beyond all acceptance and rejection.

 

Since the consciousness (alaya) is ‘not born’,

no one can obstruct it or soil it.

Staying in the ‘unborn’ realm all appearances will dissolve

into the ultimate Dharma (Dharmata)…

and the will and the pride will fade into nothingness.

 

The supreme understanding transcends all, ‘this’ and ‘that’.

The supreme action embraces great resourcefulness…

without attachment.

 

The supreme accomplishment

is to realize immanence without hope.

 

At first, a yogi feels his mind is tumbling like a waterfall;

in mid-course, like the Ganges…

it flows on slow and gentle.

In the end, it is a great vast ocean,

where the lights of child and mother merge in one.

….

Chant of Mahamudra-(Tilopa)-1bs1

-Tilopa sculpture-

….

Karma Kagyu dynasty

The known as the ‘Karma Kagyu Lineage’ is responsible for the transmission of yogis between the four main schools of Tibetan Buddhism. It includes the most archaic teachings (Nyingma) as well as the most recent (Sarma) that were given in Tibet. This school is called ‘oral’ or ‘of perfection’.

This lineage dates back to the ninth century, during the time of the greatest flowering of Tantric buddhism in India.

By chronological order, it is assumed that Tilopa was the first of these masters (the perfected one), who received the transmission directly from Dorje Chang (in Sanskrit: ‘Vajradhara’), understood as a celestial Buddha that symbolized the Dharmakaya. This is: The ultimate mind.

In due course, Tilopa provided these teachings to Naropa, who had previously been rector of the prestigious University of Nalanda, in India.

This happened after twelve years of Naropa’s services to the previous; an example that implies a reference in what devotion to the teacher concerns.

….

Nalanda-2as1

-Nalanda university. India.-

….

Tilopa, Naropa, Marpa, Milarepa and Gampopa.

The first Tibetan to receive this instruction was Naropa, who patiently practicing while translating the teachings of Mahamudra into Tibetan became a homeowner at the same time as a sort of landowner, gathering around him a series of adherents, including Milarepa.

Because of the famous bad karma acquired by him due to his initial bad actions as a sorcerer… Milarepa was subjected to a long period of purifying work before Marpa decided to grant him the proper instructions.

It was many years that Milarepa spent meditating in caves to achieve fuller and deeper illumination, after which he became a well-known figure among the locals inhabitants of the surrounding area, becoming both, as a poet as a musician and saint.

Milarepa died at age 80; from there the gnosis legacy of the lineage passed to Gampopa who had previously exercised as a healer. Gampopa was the first monk of the so-called ‘Kagyu School’ and, like his predecessors, he developed his teaching in a series of practical writings called ‘The jewel ornamental of liberation‘.

He was who organized the Kagyu system itself.

….

Tibetan lineage of the whisper

Tibetan lineage of the whisper

….

Lineage of the whisper

From there, four main and eight secondary schools originated based on the legacy of the first three disciples of Gampopa. All these schools merged with the ‘Karma Kagyu’ school, with the Karmapa understood as the head.

The first Karmapa, Dusum Khyenpa, was the most gifted disciple of Gampopa. He manifested great spiritual power and purity at the beginning of his life journey; already at the age of 16 he was awarded a supernatural black crown of the dakinis and other ‘divinities’ that granted him knowledge of the past, the present and the future.

This hat has been transmitted to all subsequent Karmapas, who are considered as reincarnations (tulkus) of Dusum Khyenpa.

All the Karmapas acted relentlessly in order to spread the doctrine of the historical Buddha; in this way, they are considered as emanations of the ‘Bodhisattva Chenrezig’, which in Sanskrit corresponds to the term and concept of Avalokitesvara.

The Kagyu dynasty is sometimes called the ‘Whisper Lineage’; this should not be understood in literal terms; rather, it will refer to the fact of the continuity of an oral transmission in which teachers favor a certain number of adepts and high caliber students.

….

This slideshow requires JavaScript.

-Tilopa, Naropa, Marpa, Milarepa, Gampopa.-

….

And the Mahamudra of the Ganges

In the case of the glorious Naropa, it is alleged that, having consummated his understanding of the oceans of philosophical doctrines without worrying about his body or his life, he endured great difficulties in receiving instructions on the direct realization of the naked nature of the mind.

This pleased his teacher, Jetsun Tilopa, so much that he sang a song of mahamudra, an introduction to the essence of the mind itself.

This chant is known as the ‘Mahamudra of the Ganges’ (ཕྱག་ཆེན་གངྒཱ་མ།) and should be treasured by all those who want to free themselves from suffering in order to achieve happiness.

-[ Press graphic shown below to access text ]-

….

ganga-cover-Korean-1

….

-[ Photoshop editions by Digital Imagine TV ]-

….

Bhikkhu Monk composition

Satori Sōtō

….

Desde su partida de Tiantong-shan y a medida que avanzaba en su búsqueda más profunda Dōgen fue comprendiendo que casi ninguno de los monjes instruidos en las escuelas de Dahui alcanzaba a rozar realmente el alma esencial del budismo. Empezó a replantearse si tenía algún sentido persistir en la empresa de atisbar algún maestro ciertamente preparado.

El ejercicio más diestro del corazón del zen se basaba en el abandono del envoltorio corpóreo, los sentidos y todos los pensamientos; atento a esto, también había que desligarse de la mente; y esa era la gesta más ardua.

Sentarse frente a cualquier muro o pared no ornamentada y practicar meditación zazen era la única vía para lograr tal pericia. Y aquel logro se podía aspirar a alcanzar en el enclave orignal de su infructuoso periplo de pesquisa; allí de donde había partido anteriormente.

….

-Zen. Director: Banmei Takahashi (2009)-

….

Tras retornar a Tiantong-shan y enfrentar la mirada y la presencia de aquel monje, Rujing, ambos, maestro y discípulo encarados, se fundieron en la esencia misma del mensaje y la figura del Buda Siddhartha Gautama, propiciando los mejores vaticinios de progreso. Solo bastó un entrecruce ocular mantenido en el silencio y la atención más abstraída que duró apenas segundos.

Las palabras, protocolos de salutación diplomáticos y el recitar de los sutras se hicieron innecesarios. La transmisión del saber más prístino y genuino tuvo lugar de manera recóndita y espontánea entre los corazones absortos de aquellos dos espíritus quietos, allende todo ejercicio telepático.

….

Nembutsu Calligraphy

Caligrafía Nembutsu

….

Pero… ¿cuáles eran en verdad las enseñanzas?:

‘La práctica pura y dura, por sí misma…’

….

…alegaban sin dudar los veteranos.

Y ¿cuáles eran esas prácticas?: La más profunda verdad del budismo había acaecido evidente eternamente: Los sucesos presenciables a lo largo de la vida operaron desde siempre de manera incuestionable, hasta al alcance de ciegos y de sordos; impedidos o diestros.

Nada en verdad era oculto. Y tras tan obvio hallazgo acaecido al final de aquel sinfín de búsquedas infructuosas, solo se cosechaban las risas.

….

Secrets of zazen

Secrets of zazen

….

La inspiración decisiva implicaba atenuar cualquier frontera entre el inicio y el fin; de tal modo, dicha práctica de meditación zazen constante derivaba en iluminación y satori a la postre y en un solo evento al unísono.

“El trabajo corporal era la forma más noble de la práctica verídica”.

….

Una vez con aquel tesoro en su haber, Dōgen partió de nuevo al Japón, a sabiendas de que, ya bien desde China o en territorio nipón, todo el mundo contemplará para siempre una misma luna ingrávida.

….

-Zen. Director: Banmei Takahashi (2009)-

….

“Estudiar la vía del Buda es estudiar el sí mismo.”

“Estudiar el sí mismo implica olvidar el sí mismo.”

“Olvidar el sí mismo es devenir uno con todas las demás existencias.”

“Hacerse uno con todas las existencias comporta la liberación del cuerpo propio y la mente, así como los cuerpos y las mentes del resto de los seres.”

….

Zazen on foggy rivers

Zazen on foggy rivers

….

Tras pasar a relevar a su fallecido maestro Rujing en la labor de administración del templo Kennin, Dōgen proclamó sin recelo haber importado de China las auténticas lecciones de Siddhartha Gautama Shakyamuni. A la vista de los antiguos intérpretes de la doctrina del Buda aquéllo comportaba una afrenta para la tradición más histórica, al igual que la perpetrada por las sectas Daruma-shu y Nenbutsu, lo que ponía en entredicho a las escuelas Hieizan y Tendai.

….

Bhikkhu Monk composition

Bhikkhu Monk composition

….

Retazos de influjos planetarios – IV

….

-[ Extractos de la narrativa ‘Planetas’ – Retazo IV ]-

-[ Enlace a retazo I ]-  -[ Enlace a retazo II ]-  -[ Enlace a retazo III ]-

….

La exploración sin remilgos

La humanidad en general jamás se sintió preparada para asumir las certezas hondas que subyacen a todo fenómeno próximo, rutinario o frecuente; menos aún para aquellos sucesos que convergen más allá del alcance del entendimiento inmediato o la percepción aledaña.

Y no era tan solo el asunto de los planetas y formas celestiales sitos en el firmamento; antes incluso que aquéllo, el ser humano jamás llegó a comprenderse a sí mismo.

Parafraseando a la ejemplar aventurera Alexandra David Néel, a la hora de exponer razones de peso para aclarar la ontología de casi cualquier evento bien podría afirmarse aquello que le fue comunicado por uno de los muchos maestros tibetanos que conoció en sus trasiegos por valles del Himalaya… :

“…háblele usted a los hombres de verdades profundas y trascendentes y dispararán bostezos, cuando no le abandonarán raudos, huyendo ipso facto de su entorno y cercanía. Proceda en cambio a argumentar un sinfín de burdas fábulas, leyendas fatuas y grotescos pamemas melindres y se tornarán de súbito en todo ojos y escuchas asombradas, ensimismadas y atentas.”

-[ ‘Las enseñanzas secretas de los budistas tibetanos’ – Alexandra David-Néel ]-

….

Ama Dablam monks

Monjes a pie del Ama Dablam, inmunes a influencias planetarias.

….

Allende la noción del ‘yo’

Retomando de nuevo el sapiente relato de aquella exploradora animosa… en los predios de Occidente, el género humano aspiró desde siempre a que las doctrinas científicas, filosóficas o gnósticas les resultaran gratas, cautivantes y sobre todo, en concordia con sus cándidos idearios presentidos, de manera que colmaran sus aspiraciones hasta llegar a sentirse reafirmados en ellas.

De este modo, desde estas nubes huérfanas, anárquicas y autárquicas se podría añadir que, presumirse en un universo de inicios y fines caóticos… -sin ningún arbitraje deífico al volante responsable de organizar el tablero y premiar a los nobles o castigar a los sátrapas- …conformaba un panorama que asolaba por igual a pensadores e incultos, virtuosos e infaustos… más allá de lo sensatamente asumible.

¡Para qué hablar de la sola idea de plantearse una vida allende la ‘noción del yo’!; semejante argumento detonaba el más aterrador espanto en las neuronas, los sentidos y chakras de toda suerte de humanos amnésicos.

A pesar de transcurrir muchos de ellos… -durante todas sus vidas- …seducidos con la idea de “fundirse con la gloriosa deidad”… enloquecían de pronto ante el riesgo de renunciar al fantasioso contorno que conformaban sus avatares mentales, físicos o emocionales; unos fugaces vehículos ocupados de manera transitoria a efectos de compilar datos sensibles circunscritos a situaciones concretas, adventicias o casuales.

La contradicción era obvia: ¿Cómo era posible pretender hacerse ‘uno con el todo’ sin aceptar de antemano disolver la entidad propia en aquel maremágnum de posibilidad inagotable?

….

Fronteras del ser... desvaneciéndose en su esencia originaria.

Fronteras del ser… desvaneciéndose en su esencia originaria.

….

Vestuarios orgánicos sometidos a mutación incesante

Las nociones asumidas acerca del ‘yo‘ en Occidente resultaban bien distintas de las que se admitían en los acervos budistas, especialmente los impartidos por las escuelas más secretas del Tíbet (Vajrayana o tántrica y especialmente la ancestral hechicería Bön).

El Bön más primigenio de la cultura del Tíbet mantendría incontables conexiones con prácticas de chamanismo provenientes del Asia, tanto central como septentrional; sin ir más lejos, esta praxis de taumaturgia avanzada también concuerda con ellas en profesar veneración al cielo. 

Incluso al refutar la idea de un alma inmaterial, inmortal y perenne… -entendida como una especie de ‘yo’ primigenio, susceptible o no de ser readaptado o recuperado en otros ciclos de vivencias futuras- …la mayoría de los pueblos occidentales persistieron en idealizar sus ‘yoes’ como una entidad ciertamente compacta, circunscrita a sus organismos físicos y duradera por lo menos desde el mismo momento de emerger en el mundo hasta abandonar el cuerpo; de aquella forma, casi cualquier humano gustaba de figurarse como una suerte de unidad sentidora homogénea, sometida a mutaciones para bien o para mal, pero siempre entendida como un solo estamento de mente, de percepción y emoción, de raciocinio, memoria y consciencia.

A veces incluso también en Oriente, el estereotipo de humano genérico no era capaz de apreciar hasta qué punto tales metamorfosis, ya bien exiguas o drásticas, acaecían a cada segundo de vida; tampoco llegaba a constatar la multitud de procesos en curso que delimitaban cada distinto perfil de sujeto, carácter o personaje que se iba conformando en su cuerpo durante el continuo discurrir mutante de cada supuesta entidad u organismo.

….

Tibetan conquest of 'jiva'

Tibetan conquest of an undetermined ‘jiva

….

Cual la esencia del torrente de un río

En las primeras escuelas therevada de budismo se rebatió la existencia de un alma perenne capaz de transmigar entre diferentes estadios de vida y renacimientos en cadena; de hecho, tan ingenua hipótesis era considerada como el error más craso en tales ámbitos.

A pesar de ello, gran parte de los practicantes de budismo en la actualidad han retomado esa vieja idea hindú referida al ‘jiva‘ (el ‘yo‘); de tal modo se contempla el ideario de una u otra forma de contenedor anímico perenne que intercambia su cuerpo sucesivamente adoptando nuevas formas de organismos, cual si se tratara de vestimentas de usar y tirar.

Muy al contrario, en los círculos de las enseñanzas secretas tibetanas se negaba en rotundo la existencia de ese ‘yo anímico’, aislado o hasta perenne, entendiéndolo más bien como una interminable secuencia de cambios sucediéndose en fracciones de tiempo diminutas; mutaciones en secuencia constante, fruto de un sinfín de parámetros circunstanciales físicos, mentales o emocionales que, al interactuar entre sí, causaban reacciones reflejas sobre el resto de los ‘yoes’ de los demás individuos.

La noción del ‘yo’ entendida desde el canon tibetano vendría a implicar una transmutación inatrapable persistente, similar a la acaecida en el transcurso de los flujos y torrentes que discurren por los cauces de los ríos, los arroyos, los océanos.

Porque era obvio que aquel río nunca fue el mismo.

….

Tibetan monk trance at Ganden monastery... (improving his secret teachings).

Tibetan monk trance at Ganden monastery… (improving his secret teachings).

….

Nahuales y tulkus

Sin salirse del acervo cultural imperante en el Tíbet, la tendencia anterior solo cabe aplicarle excepciones en los casos de las reencarnaciones en cadena de los llamados ‘tulkus‘; es decir: Aquellos individuos que, debido a una meritoria acumulación de dharma en un concreto periplo de vida, son llamados a ocupar substancias físicas cada vez más refinadas… -en encarnaciones futuras- …preservando una noción del ‘yo’ similar al anterior; como ejemplo a dicha tesis cabe hacerse eco del típico transmigrar de los famosos ‘dalai lamas‘.

Siempre y en todo caso, tal privilegio de continuidad sería posibilitado a fin de persistir en su misión de propeler con más profundidad y excelencia justa y precisamente eso: La noción más depurada del dharma, entendido en su más acrisolada quintaesencia.

De esta manera parece promoverse la idea de que, no todas las consciencias sesgadas que, en el pasado o actualmente, vinieron a ocupar sus respectivos atrezos de fisicalidad orgánica devienen ulteriormente encarnados en otros moldes biológicos en idéntica noción de ‘yo familiar, redundante’, y que, por lo tanto, semejante facultad de durabilidad habría que ganársela a pulso. Una suposición ciertamente cercana a la expuesta en los anales toltecas expresados en ‘la regla del nahual‘.

….

El trance del 'modo verbal'

Suceso avistado desde múltiples focos de observación y en trance del ‘tiempo verbal’… sin epicentro o sujeto aislado del resto de componentes actores, entorno de experimentación en el cual… la Vida se acecha y se observa a Sí misma.

….

La libertad que horroriza

Sin ser capaces los seres de asumir el inenarrable cuanto de autonomía que otorgaba desembarazarse de aquel límite interino, provisional, pasajero… –la prisión del ‘yo propio’– …la humanidad de Occidente, a grandes rasgos, huía de toda argumentación contundente proclive a reconducir su atención hacia la idea de que, en realidad, aquel borde entre sus singularidades y el Todo… no era más que una jaula mordaz y punzante, allende la cual se expandía la presencia originaria del Universo y el mundo, una vez ya liberada de cualquier frontera de confín personal, sometida al continuo contraste del dualismo.

La ausencia de aquellos contornos implicaba un formato de vivencia expandida y espléndida, con potestad indudable para presenciarse a sí misma sin cortapisas de enfoques particulares menguados; ergo, sin necesidad de juzgar ni tasarse, pues ya no se trataría de un cuanto de observación circunscrito a ningún ‘uno’ definido y limitado a la perspectiva parcial enfocada a terceros organismos o sucesos.

En semejante entramado de vida desvinculada de egos y ‘yoes’ (jiva, atman) ya no acontecería nadie específico presenciando los fenómenos sino que cualquier acontecimiento en curso devendría perceptible en trance de ‘tiempo verbal’, sin objeto ni sujeto distanciados entre sí.

Expresándolo en otros términos sería como afirmar que, la Existencia en su total apogeo, se bastaba y se sobraba para presenciarse íntegra y completamente, sin auxilio de actores protagonistas separados en miríadas de cuerpos o filamentos de emanaciones orgánicas-lumínicas distintas.

….

Nomads near Namtso - 'Life itself happens'

Nomads near Namtso – Where… ‘Life itself happens.’

….

Rituales de iniciación taxativa

A algunos afortunados iniciados en unas u otras escuelas de misterios ocultistas se les demostró el poderoso “anatema” de que, después de todo… era totalmente posible discurrir por la consciencia del fenómeno de Ser… sin la muleta ni el prisma de ‘observación subjetiva’.

Semejante hallazgo implicaba un enfoque de experimentación totalmente diferente a como habitualmente se discurría en la Tierra, desde el haz de percepción y análisis emitido por trillones de organismos biofísicos aislados; esos muñecos viscosos que, todo lo más, se alquilaron temporalmente en calidad de faetones circunstanciales y efímeros a fin de lograr disgregar la consciencia singularizada en Mónada en múltiples filamentos de intelecto sensorial, con raciocinio y memoria.

Tales disfraces engendrados a su justa y precisa escala se dispersaron de la emanación primordial al solo fin de atisbar el detalle de realidades infinitésimas, dispuestas a ser vividas desde cerca y en trance de ‘primera persona’.

Desde la mirada de cualquier hombre que accediera a altos estadios de consciencia acrecentada… el total de la humanidad se apreciaba como un compendio de títeres y marionetas controlados desde estamentos de decisión tan alternos como “aéreos” y en todo caso, bien alejados de su entorno de movilidad individual volitiva.

….

Fuego azulado, el auspicio de la extinción del contorno.

Fuego azulado hiperbóreo, auspicio de la extinción del contorno.

….

La aclimatación a los límites

La cuarta decisión del mero acto de Ser primigenio ya plenamente consciente, todavía confabulando la expansión de sí mismo desde su estadio de Mónada, fue la de fijar tales parámetros márgenes… -delimitar sus contornos- …a fin de hacer perdurar tal suerte de recipientes por el tiempo acotado necesario y pertinente para explorar… -desde el máximo de apéndices sensores- …sus más diminutos matices.

Pero ocurrió que cada porción de consciencia debidamente truncada convino en aclimatarse de lleno a semejante minimización a escala, de modo tal que… desde cada uno de esos organismos tullidos… el Infinito se presumió una amenaza.

Y para amansar la inquietud que propiciaba la asunción de aquel cuanto insondable de potencia… -y no sentirse abrumado en el actual enjambre ilusorio, finito y perecedero- …la mayoría de individuos segmentados prefirieron aferrarse al rudimento alternativo ideado por los zafios sacerdotes del engaño, imprimiendo vigencia a aquel significante yermo y funesto divulgado por tamaño contubernio de farsantes.

Aquel gremio de hechiceros primerizos fueron los autores nocivos del mantra de magia negra más anestésico y letal… por excelencia:

“Dios”.

….

Octupussy monad - Tentáculos de un mismo endriago... creyéndose autárquicos.

Octupussy monad – Tentáculos de un mismo endriago… demasiado tiempo creyéndose individuales y autárquicos.

….

Traicioneros malabarismos semánticos

Y así fue que, en lugar del vasto e implacable Infinito, aquel monosílabo parche, tan pueril y trasnochado, simbolizó el egrégor de una supuesta paternidad celosa, vigilante, justiciera y poderosa, al gusto y talento de sus pueblos “elegidos” y de sus profetas, salvadores y mesías.

Y así fue que, aún por esas, semejante identidad semántica fuera asociada a la “oportuna” entidad mitológica tildada de afable, amorosa y piadosa por el resto de un rebaño confiado, aniñado y masoquista, casi siempre en exceso perjudicado.

Y así fue que aquellas tribus plebeyas, no incluidas en el sesgo primordial más agraciado… -y a pesar de haber sido flagrantemente ultrajadas en tan despreciable diezma- …insistieron en alcanzar los designios de potencia de su endriago arquitecto depravado, auspiciando una fusión de concordia en sus brazos, más allá de los planetas, luminarias y galaxias.

Y así fue que por hechizo consumado por la curia sumeria, kemética, zoroástrica y más tarde también abrahámica… el Infinito sin nombre, sin fronteras ni consciencia de sí mismo

…deviniera degradado al grotesco escalafón de ‘deidad’.

….

-[ Retazos de influjos planetarios – ‘Intermezzo’ ]-

….

-[ Retazo parcialmente inspirado en textos de Alexandra David-Néel, fuente de sugestión y poder en el curso de una investigación extraplanetaria libre, independiente y ante todo soberana… -(allende la Línea de Kármán)-. ]-

….

-[ Monográfico sobre el perfil y la biografía de ‘Madame Tibet‘; en esta ocasión enmarcada en su versión italiana como brindis empático hacia el país del arte, morada de Simona. -Versión en castellano aquí.- ]

….

“Obedecer es morir. Cada instante en que el hombre se somete a una voluntad extraña es un instante substraído a su propia vida.”

“La única ley de los seres (naturales), demostrada y confirmada por el estudio y la experiencia, es el deseo vital, la búsqueda de la satisfacción de todas sus facultades, como medio para vivir plenamente, y la lucha contra cualquier forma de sufrimiento. El hombre no tiene razón alguna para creerse excluido de esta ley universal.”

“Que cada cual siga enteramente, siempre y en cualquier parte, el impulso de su naturaleza, ya sea ésta limitada o genial. Sólo entonces el hombre sabrá lo que es vivir, en lugar de despreciar la vida sin haberla vivido jamás.”

-Alexandra David-Néel-

….

Alexandra David-Néel - Obedecer es morir

Alexandra David-Néel – ‘Obedecer es morir…’ (A lo que añadimos: … y arrodillarse, sucumbir ante otro yo… disfrazado de “dios”).

….

-[ Fragmentos resúmenes del texto ‘Planetas’; narrativa simbolista iniciada el 4 de enero de 2018 ]-

….

-[ Photoshop edits by Digital Imagine TV ]-

….