Patrones de expresión… en gestas de peregrinos.

Gestas de peregrinos… -(antes de hollar la libídine)-.

Y ahora sí, ya, enfoquémonos en la exposición de literatura con mayúsculas… -de terceros, obviamente-.

Porque hacía tiempo que masticábamos la idea de rendir un sincero homenaje a María; caminante y escriba donde las haya, hubo y hubiera en cualquier línea de tiempo en curso o alternativa… además de navegante de mares sureños, culpable de refraneros recios, sagaces y punzantes así como artífice de reflexiones ocurrentes sembraditas de retruécanos y homonimias, paronimias, polisemias, calambures, dilogías y retóricas.

Hablamos de la escritora cuyas sílabas surcaron las retinas de un lector improvisado, espontáneo y no cabal durante una sesión de búsquedas vespertinas… -ciertamente un tanto gélida- …al socaire del cantar de un gallo escogido al azar de entre un censo ganadero colindante, testigo igualmente sufrido de un invierno tenaz antecesor. Maitines que se fueron temperando a medida que sus textos y prosas se avistaron en la pantalla vigía de aquel turista insensato que al topar con sus sentencias recobró temperatura, cognición, cordura y temple.

Sus frases hicieron mella en el corazón helado de ese espía entumecido. Así fue que resonaron los vocablos de María en los tímpanos de ese leedor mareante… cual campanas de monasterio románico en el eco de una vaguada galaica, leonesa o palentina; todo ello bajo el firmamento tenue y firme de una  fría alborada de febrero, con las ventanas al huerto coaguladas de rocío.

….

…con las ventanas al huerto coaguladas de rocío.

….

Tránsitos narrados por las rutas jacobeas

La cronista de viajeros, rutas, sendas y senderos que dirigen sus trasiegos hacia basílicas cúspides donde moran los altares de ese santo que apadrinó tierra hispana… -aquella escribana atildada- …se llama María Cheztez y… -repetimos- …la exploramos al alba y en la quietud del silencio más diáfano y aséptico, sin dormir ni descansar; tras la velada noctámbula del monje más saltimbanqui e histrión que se precia de leer en vela, noches sí y noches también, sin el acoso agobiante del gentío neurasténico ni vibraciones remotas de humanidades insomnes.

Pues que, para leer, escribir o entender… estridentes peatones en consciencia de vigilia interfiriendo en el akasha, el éter o la noosfera… ¡vade retro!

Allí se hallaba el lector intruso aquel, trasnochado explorador: Dirimiendo entre un sinfín de publicaciones con las que se iba encontrando susodicha madrugada de relente, vaho y escarchas; un febrero de 2017 colmado de hallazgos de interés general que culminaron con el avistamiento en tercera fase del blog de aquella imperial doncella que obsequiaba a ese argonauta romero… -sin bordón ni la esclavina- …toda suerte de consuelos de literatura cálida, ingeniosa, atrevida y jovial. Un hallazgo entre otros pocos que sirvió de colofón para un cabotaje previo de pesquisa en lo polímata que culminó enfocando la proa hacia un cénit puramente literario; un rastreo cibernético que finalmente hizo puerto en el más excelso dique en el cual colmar sus ansias de calidad, esplendor y brillo… además de una techumbre hospitalaria, cordialidad e intelecto.

….

Rumbo-a-lo-literario-1s

Caminity a María – Rumbo a lo literario – I

….

‘Caminity’ – Superlativo blog literario de María Cheztez

María es adicta a las letras y a los sonidos del campo en los atardeceres calmos y ocasos parsimoniosos que conducen a Santiago, patrón de su patria egregia. Se conoce recovecos de aquellas rutas sagradas que ni el Quijote ni Sancho; ni el Campeador ni Babieca; ni Rocinante ni jacos de cortesanos o príncipes… o monarcas castellanos, paladines musulmanes, sefardíes o cristianos.

Así… tal cual suena el río en caminos de Santiago… así se escucha a María cuando lees sus legados:

….

Camino de Santiago en verano. – Vídeo importado del canal YouTube de ‘María Cheztez

….

Es que es hablar del trabajo de esta moza y todo lo que de uno sale parece que tiende al verso casi casi a pies juntillas; eso obliga a sosegarse, respirar, cambiar de silla; concentrarse, relajarse y tomarse la pastilla… (¡Y está visto: Ni por esas!).

….

Efectos colaterales

Sé de uno que se quedó estupefacto al constatar la calidad de esta escribana erudita cristalizada en pintora de una prosa impresionista,  redactando las semblanzas viajeras de sus índigos veranos más recientes y nostálgicos; transmisora de emociones sonsacadas del pincel de un paisajista de la talla de Sorolla, Monet, Cole, los de Olot o los de la Escuela de Hudson, Düsseldorf o el Bidasoa.

Los escritos de María son pintura luminista del paisaje y sus caminos; solo que en vez de paletas, óleos, pastel y pinceles los traza con puño y letra.

Entre otras de sus moradas, epítomes y acuarelas, adoro su ‘Casa azul’.

….

Adoro esa casa azul

….

‘La casa azul’ – María Cheztez – 12 diciembre 2016 – (Blog ‘Caminity’)

Antes de ver la casa azul, un puente cromático de siete colores me pasó por encima. Después el horizonte marcó en mi retina una línea perfecta y anaranjada. Incluso me crucé con varios peregrinos de sonrisa remolacha y algunos lugareños que hablaban en marfil me desearon un camino rosáceo.

No era de extrañar, la tierra arenosa y ocre combinaba a la perfección con los eucaliptos casi plateados que sobresalían entre los robles carvallo, las hortensias y el trigo: de un verde intenso primavera, azul pizarra y oro pastel, en ese orden.

El sol aquí es tan azafranado que le da gusto al cielo y la lluvia no es una escala aburrida de grises; más bien es un orvallo de blanco floral. Los bosques eróticos y los atajos esperanzadores. La sorpresa hay que vadearla, es caudalosa y arrastra una corriente de luminosidad aguamarina y una nitidez que asemeja al cielo profundo, enseguida descubres que son ríos. Yo quería perderme en aquel lugar pero fue imposible no seguir el trazado marcado por las señales y símbolos: flechas, hitos y conchas como soles de amarillas.

Y después vi la casa azul real y a sus habitantes de corazón añil y dueños de su vida azulada. Seguí mi camino entonces dejando mis huellas incoloras de rastro polvoriento sobre el camino tostado; a veces entre pedruscos negros y otras veces entre cantos blancos.

-Maria Cheztez – 12 diciembre 2016-

….

[ “…peregrinos de sonrisa remolacha y algunos lugareños que hablaban en marfil me desearon un camino rosáceo… ]

(¡¡¡***!!!) ¿Qué va a poder añadir cualquier testigo inocente… -pánfilo desprevenido- …que topara con belleza semejante en apenas línea y pico…? -(Mas… ¡lo que deja caer luego!)-

¡¡Visiten ese paraje!!; ¡¡desplácense allí ipso facto!! In situ y bajo la foto de aquella casita cobalto de no se sabe qué enclave del área de ‘As Pasantes’ figura su impronta ulterior, que se cata como el vino de Rioja, la manzana de Soria, la sidra de Asturias o Lugo o el mantecado de Astorga.

De manera que quedaron avisados: Leer a María en momentos tan brillantes puede inducir sinestesia; lo que a todo artista o aspirante… -buen psiconauta o adepto- …comportará un valor añadido.

….

Caminity for pilgrims – Hasta donde la tierra acabe

….

El balance y la sobriedad en la literatura celtibérica de vanguardia

María se autodefine como lectora; tanto de escritores célebres como de otros más ignorados; aunque a la vista de sus letras, obviamente María Cheztez no se limita a leerlos sino a tratar de emularlos, por supuesto a motu propio y enunciando sus verdades: Verdades de Perogrullo; mezclando merinas con churras en kilómetros de palabras; consumando en realidades sus ideas más hidalgas no solo en papel y lápiz… -ya en fortuna o en desgracia-; y en aquesta apuesta sutil su talento se distancia y se desparrama gloria, dicha y delicadeza esmerada… -(¡esmerilada esmeralda!)-.

Porque si estás a escribir… ¡nobleza obliga a salirse de este, de otro y todo mapa rutero!; a evadirse y distinguirse.

Y al mencionar  su distingo se tercia un craso dilema: Diferenciar entre ‘bueno’, ‘lo mejor’ y ‘lo excelente’ entre un cúmulo de idearios de apego y grandeza ibérica cimentados en proscenios medievales ya insurgentes o devotos, pedregosos o silvestres… aromatizados siempre por mentas y manzanillas,  azafrán o hierbabuena.

Desde Castilla a Galicia, entre princesas y meigas, sorteando druidas y santos, abadías y santuarios; su intimista discurso letrado se agazapa entre recodos y encrucijadas barrocas, benedictinas o góticas; se nutre de vientos ábregos, de Poniente, aires galaicos que orientan a peregrinos, a trasnochados ascetas o… -como fuera mi caso- …a eremitas forajidos… que tras leer sus caminos atracan también sus corbetas, cabalgatas o corceles en abrupto acantilado cuyo nombre es Finisterre:

¡Donde ultiman las cañadas de Santiago sus poetas!

….

Donde ultiman las cañadas de Santiago sus poetas

….

Porque ni corta ni perezosa, la notable autora de la que hablamos se nos marca constructos literarios que quitan el hipo a cualquier diafragma afectado; auténticos conjuros de nectarina celta, ambrosía de aguardiente y soma de Silos y Samos licuados en alfabetos sacros enunciados desde claustros herrerianos, capillas de aire mozárabe, emporios catedralicios, paraninfos salmantinos…

Véase otro ejemplo megaexcesivamente notorio:

….

‘Dime cómo andas y te diré hacia donde no vas’ – María Cheztez – 25 febrero 2015 – (Blog ‘Caminity’)

Con valentía por el bulevar y respeto por la calzada que lo importante no se pisa ni con zancadas. No se avanza para importar ni se avasalla la senda, como tampoco se empuja el trayecto ni se trota el pavimento.

Hay que poner en los andares algún motivo y habilidad sin miedo a trastabillar, que para toparse ya está el desvío del ramal. Si pisamos que no sea de paso y pisando sin pisar; sin atropellar el paso ni patear la avenida. Pasear la huella garbeando la pisada, con el genio de allanar el surco y el ingenio de nivelar, siendo así para atajar.

Así se pisa. Lo otro es patear. Se pisa por el placer de andar. Para equilibrar la tierra y sin errar la travesía. Que no nos arrolle el viaje ni nos atormente el rastro, pues del mal pisar y los malos pasos… esos son los expertos en ponerlo todo boca bajo.

-Maria Cheztez – 25 febrero 2015-

….

-(¡¡¡***!!!)-

A nuestro modo de ver y maneras de leer… esto es lo que comporta un exceso desmedido en lo que literatura atañe. Palabras mayores en lo de caminar  erguidos, descalzos o galopantes musitando mantra y verso… y lo demás mero intento de conquistar maratones a golpe de ‘copy-paste’.

[ … “el ingenio de nivelar, …” ]

…-nos dice-… (XD!)

Nivelar, nivelar… sí: Nivelar el desnivel que se impone cuando el limbo se bifurca en la duda de seguir o hacer mutis por el foro del ágora de esta escriba que al final deviene numen, y eso quieras que no, altera a los más emotivos.

Me perdonen los puristas pero témome que ni Machado fue capaz de describir un camino, un caminar y un trasiego tan elegante y selecto… -contundente y de alto vuelo- …como el que se logra hollar garbeando este sendero de pisadas firmes y plácidas… -serenas y equilibradas- …acoplándose en la estela de la prosa de María; un relatar que se extiende por tierras y recorridos tersos serpenteando lares del Císter, monasterios y ermitas románicas y castillos legendarios; respetando bulevares bajo nubes, resquicios aéreos, crepúsculos y maitinadas; pateando retiros celestes pulcros carpetovetónicos o parajes señoriales que son descritos en crónicas detalladas, moderadas… ¡a veces a tiempo real!; -(¡real y Regio!; ¡pardiez!)-; pero siempre avanzando al traspiés de errantes encapuchados, penitentes abnegados que navegan por campiñas de comarcas jacobeas.

¿Tanta magia habrá en las rutas que apuntan a Compostela?

Ella nos dice que sí; y que hay que andarse con ingenio al andar y al escribir.

O sea que… nivelar, sí; pero con el nivel suyo, que solo lo tiene ella… y en estas artes insignes de la prosa paisajista, María no hay más que una.

¡Qué le vamos a hacer! Los demás la seguiremos en su narrar de calzadas un tanto más bien de lejos, ¡qué remedio!; eso sí: Absortos y bien perplejos; gozando su hercúlea prosa desde cualquier azotea o sótano clandestino, al pairo de su sonido, sus brisas y vendavales de sílabas enlazadas con gracia y eficaz sapiencia; enfilando hacia su esfera, su argumento y su prestigio… o arrastrándonos sin gloria, tristeza, pesar o pena soñando con sus trayectos… -(en nuestra “silla de ruedas”)-.

¡Toca, pues… ‘soñar o morir’…!

….

“Se pisa por el placer de andar…” – (María Cheztez) –

….

‘Soñar o morir’ – María Cheztez – 4 agosto 2017 – (Blog ‘Caminity’)

Uno sueña tanto, tantísimo, que ya no sabe si está desmiendo o durpierto. De estar durpierto estaría soñando despierto y de estar desmiendo sencillamente sería como vivir durmiendo.

Uno sueña tanto, tantísimo, que ya no sabe si es la cama la que nos cubre y arropa y se hunde profundamente con nuestro cuerpo, envolviéndonos en una vida de ensueños. Uno ya no sabe si es la almohada la que se restriega sobre nuestros ojos y bosteza al contacto de nuestra piel para que así el sueño que duerme no se deshaga y siga soñando que es real y está despierto.

Y uno quiere soñar, seguir soñando y realizarse aunque sea sin dormir, pero termina sin sueño aunque durmiendo y muriendo sin soñar. Y cree que sueña que no duerme para seguir despierto, pero el sueño aburrido de no vivir, se duerme.

Y un leve ruido basta, basta para despertar al sueño que se levanta junto con las sábanas, abre la ventana, se airea y se acaba yendo. Y nos descubrimos sentados desmiendos o durpiertos, quién sabe a estas alturas del sueño, pero nos quedamos angustiados viendo marchar y sin realizar los sueños. Sin saber acaso si volverán si seguimos durmiendo. Soñando sin dormir, viviendo sin soñar o sin soñar y sin vivir.

Y solo, solo hay que cerrar la ventana con los ojos abiertos, sabiendo que el sueño que ya ha dormido no se escapa, que está despierto. Y si uno se muere igual; soñar es vivir, lo otro es no soñar y encima dejarnos morir.

-Maria Cheztez – 4 agosto 2017-

….

Ahí lo tienen, de nuevo; entre ‘soñando o muriendo’ en trabalenguas inéditos. Y apenas sin proponérselo sintetizando taoísmo castellanoparlante, como el que no quiere la cosa.

En fin que, como ella misma alega en uno de sus escuetos constructos alfabéticos, hay que andarse con ojo al consultar sus versículos; y… ¡voto a bríos que es verídico!: Por experiencia asevero que semejantes lecturas… “¡engordan las ideas!”.

….

…recorridos tersos serpenteando lares del Císter, monasterios y ermitas románicas y castillos legendarios…

….

Literatura erótica de rancio abolengo

Y para constatar su gesta nada mejor que desviarse ipso facto y desde aquí emprender rumbo lascivo y culterano al mismo tiempo, bifurcándose hasta el sitio donde narra aquellos ‘Pasos eróticos’ del todo inconmensurables; el erotismo más refinado desde este suelo a sus cielos; desde esta casa a aquel libro; desde esta morada burda hasta el más gentil destino:

….

‘Pasos eróticos’ – María Cheztez – Primavera de 2015 – Desde el muelle’

Escrito presentado y premiado en cuarto lugar o accésit en el I Certamen Relato Erótico “Cinco Sentidos” 2013 inserto en página 49 del magacín ‘La esfera cultural’, entrega número 1, ‘primavera’, dentro de la serie ‘Las cuatro estaciones’; accesible desde la plataforma Web ‘Calaméo’.

[ “En la I Edición del Certamen de Relato Erótico Cinco Sentidos tuve el “placer”, nunca mejor dicho, de recibir el cuarto premio o accésit con este relato corto… “ – María Cheztez – ]

….

‘Pasos eróticos’ del todo inconmensurables.

….

¡Psssst! No se nos despisten: Aquel relato enlaza ahí. Y lo de las fotitos estas a base de poses congeladas en stills es ‘Bambi’ de cartón piedra. Si de verdad gustan disfrutar del género de narrativa erótica… -y ecológica- ….en movimiento real, con discurso cognitivo sobresaliente y de alcurnia… no se priven de administrarse semejantes descripciones de concupiscencia ilustre, magnamente proporcionada.

….

Y ‘enhorabuenas’…

En fines; mejor detenerse aquí que se conoce uno y se arranca a hacer “sonetos libres” hasta un nuevo amanecer helado detonando el desequilibrio más tardo, bárbaro, bruto y bastardo de un Groucho Marx “literato”.

Todo lo más, rubricar esta atrevida reseña con una efusiva ofrenda :

‘Enhorasbuenas’ y gracias por escribir con tu esmero, María de mis albores y alboradas de febrero.

….

Groucho-Marx-literato-1.jpg

Un Groucho Marx “literato”

….

‘Mircorrelatos’ – María Cheztez – Colección de relatos breves

Descargables desde enlace sito en el diario ‘El país’, en la sección Cultura, el 30 de julio de 2012.

….

María-Cheztez-1

-(No te rías de mis loas, María Cheztez, ¡que arrasas… con tus ‘caminos intensos’ y con tus ‘azules casas’!)-

….

María Cheztez – Palmarés literario

  • Autora libro ilustrado Verdades de Perogrullo – 2017 Ed. CVC Ediciones.
  • Concurso #historiasdeamor ZENDA febrero 2017 – El papel de sus vidas – Finalista.
  • 1000Caminos 2015 – Kilómetros de palabras (Microrrelato) – Segundo premio.
  • Relatos del Buen Camino 2015 – Corazón peregrino (Relato) – Finalista.
  • I Certamen Relato Erótico “Cinco Sentidos” 2013 – Desde el muelle (Relato) Accésit.
  • Revista NU2 Mar y Arte 2013 – Cuando el mar envejece (Relato) Publicación.
  • Entrevista periódico El País Cultura – Nuevos talentos 2012 – Contra la crisis… Papel y lápiz.
  • 1000Caminos 2012 – El camino de las estrellas (Microrrelato) – Primer premio.
  • I Concurso de Microrrelatos “Pluma, tinta y papel” 2012 – Las labores de mi abuela y Tornado – Publicación Antología Porciones Creativas.
  • 1000Caminos 2011 – El cualquier kilómetro (Microrrelato) – Tercer premio.
  • El bolígrafo azul y el árbol verde – 2011 – Publicación Antología de Relatos Hispanoamericanos.
  • Microrrelatos “Artesanía Comprimida” 2010 – Memorias de un vals – Finalista.

….

María Sánchez

María Cheztez

….

-( Textos, vocablos y lemas insertados en dorado pertenecen al glosario de expresiones de María Cheztez. )-

….

-( Photoshop edits by Digital Imagine TV )-

….

 

 

Advertisements

4 Comments

  1. Mi querido explorador nocturno, has conseguido desarmarme y dejarme casi sin palabras (cosa difícil), diría que hasta sin aliento. Este camino, al no esperarlo, sí que me ha sorprendido. Gracias se queda corto, escaso, reducido y hasta gastado. Tendría que alargar, estirar la palabra tanto; “graaaaciasssssssssssss” que perdería su valor real, o quizás en mayúsculas, “GRACIAS”, pero parecería un grito desencajado con tu amable prosa y buen hacer literario. Sin duda, basta un lector como tú, para seguir y continuar escribiendo. Porque basta un lector (como tú también), que ocupándose de ese tiempo que tanto vale y de ese espacio que tanto ocupa, de pronto se detenga y se fije y se fascine, (en febrero o en mayo) y respire… y escriba (así), sin más y sin menos. Por supuesto que sí mi querido lector espontáneo, gracias de corazón en cualquier formato conocido y desconocido. Gracias infinitas y a miles. Gracias alargadas y reducidas en mayúsculas y en minúsculas. Un honor para mí tu extraordinaria reseña y un verdadero placer. Seguimos en el camino, aunque sigo sin palabras…

    • ¡Hey! María (XD!) :

      Tu comentario es otra muestra más de la imperturbable calidad que arrastras cada vez que ‘abres tu boquita’ y cristalizas palabras, con tu lápiz, tu teclado, tu tablet o tus tam-tam.

      Un homenaje pendiente desde la mañana siguiente a entablar aquel primer contacto con tu sitio, tu paraje y tu reducto de literatura culta. Por lo tanto, gracias a ti por servir de referente de nobleza literaria para cualquier aspirante, escolar o aficionado.

  2. Vaya, gran homenaje a María (que debo decir que no conocía). Una entrada magnánima que seguro la merece después de leer sus letras. Con tu repaso de sus hazañas no me queda más ‘remedio’ que seguirla en su “caminar”. Saludos, Alx

    • María Cheztez es todo un fenómeno. En lo que a mí concierne…, referente preclaro de la evolución más selecta de lo que entiendo como la nueva literatura en castellano ilustrado… rancio abolengo y de alto rango.

      Y cuando la leo… me inspiro…. (y paso a darle ‘la brasa’ XD!!)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s